Estado

Siguen largas en investigación a GN

Fiscalía prevé cerrar carpeta sin escuchar a los 13 detenidos

S. Rodríguez / L. Sosa / El Diario

jueves, 17 septiembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Aun cuando hay 13 elementos de la Guardia Nacional identificados por nombre como probables responsables del asesinato de una mujer en Delicias, la Fiscalía General del Estado de Chihuahua prevé cerrar la investigación sin escucharlos en declaración.

De acuerdo con el titular de la FGE, César Augusto Peniche Espejel, el seguimiento a las evidencias contra los integrantes de la corporación federal corresponderá a la Fiscalía General de la República, a la cual, señaló ayer el funcionario estatal, buscan entregar la carpeta del crimen en un plazo que desde el pasado martes 15 de septiembre definió como cuestión de horas.

“Estamos todavía cerrando la carpeta, revisando que no haya ningún error, que no haya ningún pretexto para que dejen de recibir un dato de prueba”, dijo Peniche a El Diario. “Por lo pronto, el (agente del) ministerio público no ha tomado la determinación de citarlos, y con lo que se tiene hasta el momento, es posible que ya cerramos la investigación”, agregó.

El funcionario señaló que, con base en información provista por la Guardia Nacional, se obtuvieron los nombres de los elementos asignados a las patrullas cuyos números oficiales fueron identificados como los que estuvieron presentes en la escena del ataque a balazos en el que fue asesinada Jessica Silva Zamarripa y su acompañante en el vehículo, Jaime Torres, resultó herido.

Sin embargo, señaló Peniche, la decisión del ministerio público estatal ha sido integrar las evidencias, tanto testimoniales como periciales, sin depender de lo que pudieran declarar los presuntos responsables.

“No necesariamente (aportarían información), porque, como ocurre de manera muy recurrente, cuando se cita a declarar a las personas, prefieren reservarse, y es un derecho que tienen si son citados y, con base en ello, es que el ministerio público tiene que trazar la estrategia en todas las investigaciones, y no depender específicamente de lo que le declare el imputado”, agregó el funcionario.

El crimen se registró la noche del pasado martes 8 de septiembre en el citado municipio del sur del estado, en donde desde hace meses se han realizado protestas de pobladores en contra de la extracción de agua de las presas de la región por parte del gobierno federal, obligado éste último por un tratado internacional a cumplir con la entrega del recurso hídrico a Estados Unidos.

De acuerdo con la información recabada por El Diario, ese día, los manifestantes buscaban cerrar las llaves de desfogue de la presa La Boquilla, en cuyo acceso se toparon con elementos de la Guardia Nacional enviados para contenerlos, iniciando así las detonaciones de gas pimienta por parte de la corporación.

Los mismos datos agregan que, el pasado domingo 13 de septiembre, Jaime Torres relató que, en la carretera a Rosetilla, cerca del entronque con la carretera federal del tramo Delicias-Chihuahua, él atravesó el vehículo en el que viajaban al convoy de la Guardia Nacional y que posteriormente sintió los impactos de bala por la parte trasera de la unidad.

La versión agrega que el sobreviviente –que, como Silva, participó en las protestas– señaló que el ataque provino de “gente a bordo de patrullas de la Guardia Nacional”.

De acuerdo con Peniche, el testimonio de Torres forma parte de la carpeta de investigación, en la que otras declaraciones de testigos y pruebas periciales –que declinó especificar- confirman la participación de los 13 elementos federales en el crimen; entre ellos, señaló, la de quienes accionaron las armas.

srodriguez@redaccion.diario.com.mx