Estado

Sale del hospital niño sobreviviente de masacre LeBaron

La madre de Cody, Dawna Ray Langford, de 43 años, murió junto con sus hijos Trevor Harvey Langford, de 11 años, y Rogan Jay Langford, de 2 años y medio

Reforma

Reforma

jueves, 21 noviembre 2019 | 06:00

Chihuahua, Chih.- Cody Greyson Langford, uno de los niños sobrevivientes de la masacre en los límites de Sonora y Chihuahua, fue dado de alta del hospital estadounidense donde se encontraba internado.

"Cody está fuera del hospital y se reunió con su familia. Tendrá muchas citas de seguimiento durante los próximos 2 meses para verificar su recuperación. Todos estos niños increíbles están muy bien teniendo en cuenta todo lo que han pasado", informaron este jueves sus familiares en redes sociales.

A través de la cuenta "Langford and Miller Family Tragedy" en Facebook, sus parientes compartieron imágenes de su recuperación, para la cual solicitaron apoyo económico mediante la plataforma Gofundme. 

Cody, de 8 años, quien sobrevivió junto con seis de sus hermanos al ataque a tiros contra su familia el 4 de noviembre en La Mora, Municipio de Bavispe, Sonora, fue trasladado a un hospital en Tucson, Arizona, al presentar lesiones en la mandíbula y una pierna.

La madre de Cody, Dawna Ray Langford, de 43 años, murió junto con sus hijos Trevor Harvey Langford, de 11 años, y Rogan Jay Langford, de 2 años y medio, cuando se encontraban en un vehículo.

En el ataque sobrevivieron, además de Cody, Kylie Evelyn Langford, de 14 años, quien recibió un disparo en el pie; Mckenzie Rayne Langford, de 9 años, con una herida en el brazo; Xander Boe Langford, de 4 años, lesionado en la espalda, y Brixon Oliver Langford, de 9 meses, con disparos en el pecho y en la muñeca.

En tanto, Devin Blake Langford, de 13 años, y Jake Ryder Langford, de 6, resultaron ilesos.

A Cody, quien debe usar una silla de ruedas para desplazarse, le colocaron una placa en la mandíbula y fue sometido a cirugías, una de ellas por una bala incrustada en su cadera.

Durante la agresión a balazos también fallecieron Rhonita Maria Miller, de 30 años, quien quedó calcinada en un vehículo en el que viajaba junto con sus cuatro hijos: los gemelos Titus y Tiana, de 7 meses, y Howard y Krystal Miller, de 12 y 10 años.

Otra víctima de la masacre fue Christina Langford Johnson, de 32 años, cuya hija Faith Marie Johnson, de siete meses, fue encontrada ilesa en el asiento de su automóvil.