Le da 'vida' a piedras milenarias

Enrique Jurado cuenta con su taller en su propia casa, y continúa el trabajo de su padre quien desde hace décadas se dedicó a la minería

El Diario de Chihuahua
viernes, 23 agosto 2019 | 15:16
El Diario de Chihuahua |

Chihuahua.- Chihuahua es un estado rico en piedras semipreciosas, teniendo gran variedad de ellas que no se encuentran a simple vista. Enrique Jurado, se dedica a la transformación de estas, moldeándolas en distintas formas y puliéndolas para lograr su brillo con el fin de que el material final pueda ser expuesto, reconociendo la belleza característica de cada una de ellas. 

Jurado cuenta con su taller en su propia casa, y continúa el trabajo de su padre quien desde hace décadas se dedicó a la minería y encontró en esta materia una forma de vida, ya que existe todo un negocio de comercialización, de manera local e incluso en otros estados y países, por lo que ahora su hijo se encarga de surtir a varios negocios para la comercialización e incluso a coleccionistas por lo que exporta piedras del estado.

Las piezas que llegan en bruto pasan por las manos de Enrique quien las fragmenta, luego las corta, les da forma, las pule y les da brillo, con lo que se pueden crear con estas piedras joyería y piezas únicas para su exhibición, entre distintos usos que en su mayoría son estéticos. 

Las piezas alcanzan valores desde los 100 pesos por pequeñas piedras o fósiles, hasta de 50 mil pesos por cuarzos únicos. “Chihuahua es muy famoso con lo que son las formaciones de las rocas. Por ejemplo aquí tenemos lo que son las flores del desierto”, acotó. 

El valor de la piedra se mide en base a su rareza y las combinaciones de los minerales dentro de su proceso que les lleva cientos o miles de años, así como su cristalización, mientras que los fósiles se les da el valor debido a que se trata de restos de seres de hasta millones de años.

 Jorge es uno de los pocos artesanos de este tipo de piedras semipreciosas en Chihuahua, ya que en la ciudad es casi el único que la trabaja para ser proveedor de museos o tiendas de distintos giros donde se comercializan ya en su etapa final, luego de que pasan por sus manos.