Estado

Empresario deliciense y nieto de extitular de Sedena es detenido por fraude

Jaime Galván Guerrero está acusado del delito de fraude en agravio a la empresa Beratung S.A.

Cortesía

Agencias

lunes, 31 mayo 2021 | 21:05

El empresario Jaime Galván Guerrero, quien es nieto del exsecretario de Defensa Nacional, Félix Galván López, fue detenido la tarde de este lunes por la Policía de investigación de la Ciudad de México y detectives de la Fiscalía de Quintana Roo, acusado del delito de fraude en agravio a la empresa Beratung S.A.

La orden de captura fue posible por la adecuada presentación de datos de prueba que aportó el despacho  Campos & Uribe y Luis Miguel Campos Guzmán al agente del Ministerio Público.

El acusado, quien tiene en ese haber varios casos por fraude, fue arrestado en la colonia Bosques de las Lomas y entregado a los agentes de Quintana Roo, quienes lo trasladaron a aquella entidad, para ponerlo a disposición de la autoridad judicial que lo requiere, publicó Enfoque.

Una vez que arribe a Quinatana Roo, Jaime Galvan Guerrero, será internado en un  centro penitenciario, en espera de la audiencia de cumplimiento de orden de aprehensión.

Su historial

Después de haber sido detenido en Las Vegas, Nevada, por una acusación por lavado de dinero y fraude bancario, y recluido en una prisión de Estados Unidos, regresó, con su empresa Prometeo Proyectos Ejecutivos, para ganar licitaciones en estados de la República, inició con Chihuahaua, siguió con Nuevo León y continuó con Oaxaca donde encontró, en la figura del papá del gobernador oaxaqueño, Alejandro Murat, la voluntad para proveer con diversos contratos amañados a la entidad.

En Delicias, Chihuahua, ciudad de la que es oriundo, estableció hace unos años un viñedo que dice, sin ningún aval oficial, que es el primer viñedo en América y diseñó una historia, en la que aparece su familia como la gran protectora de la uva mexicana.

En ese rancho se han celebrado fiestas y conciertos de todo tipo. Incluso se comenta que ha llevado al cantante Luis Miguel, quien también lo denunció por incumplimiento de contrato, al negarle un pago por un evento.