Estado

Audio: Hubo llamadas de la Secretaría de Gobierno tratando de presionar vs Maru

Además de los intereses del Ejecutivo Estatal, también hubo partidos políticos que participaron en la presión, incluso de manera física

Orlando Chávez
El Diario de Chihuahua

miércoles, 12 enero 2022 | 09:18

cortesía

Chihuahua, Chih.- El juez penal, Samuel Mendoza, quien el primero de abril del año pasado vinculó a proceso a María Eugenia Campos, actual gobernadora del Estado, declaró que previo presiones respecto a la resolución que tomaría, incluso recibió llamadas desde la Secretaría General de Gobierno. 

“Había muchos intereses en el proceso, se puede decir así, y eso es un hecho,  no es una apreciación personal, es  una cuestión de índole pública sabida por todos, le mentiría si no le dijera que hubo acercamientos y algunas llamadas tratando de influenciar el sentido de la resolución de personas relacionadas con la Secretaría de Gobierno”, declaró.

En una entrevista para El Diario, el juez narró que durante semanas hubo presiones desde varios escenarios, por el interés político que había en torno al caso. Al ser cuestionado sobre quien fue el principal interesado en que la Maru Campos fuera vinculada a proceso, el juzgador  expresó que hubo acercamientos y algunas llamadas tratando de influenciar el sentido de la resolución, las cuales atribuyó a personas relacionadas con la Secretaría de Gobierno.

El juzgador narró que este caso estuvo rodeado de interés, lo que derivó que se dieran presiones, en concreto del Palacio de Gobierno. “Desde luego tanto para mí como para todos los juzgadores que intervenimos existieron presiones en general por todos los intereses que había, le pudiera decir que inclusive desde Palacio de Gobierno en concreto”, dijo.

Añadió que, además de los intereses del Ejecutivo Estatal, también hubo partidos políticos que participaron en la presión, incluso de manera física, ya que estuvieron en la sede del Poder Judicial. “No se podía hacer nada en esos días, ni siquiera podíamos salir de aquí (Centro de Justicia)”, dijo.

El juez penal Samuel Mendoza, quien fue designado en el proceso de selección del 2018, y en febrero del 2020 fue nombrado como juez definitivo, expresó que esta clase de presión si genera estrés para un juzgador, no solamente en este caso, y al ser cuestionado si esta presión influyó en su resolución, expresó que no haría declaraciones al respecto.

close
search