Espectáculos

Mexicanos llenos de oro

Los guitarristas Rodrigo y Gabriela coronaron ayer sus 20 años de trayectoria con un Grammy

Agencia Reforma

Agencia Reforma

martes, 28 enero 2020 | 17:21

Ciudad de México— Dentro de lo abrumador que pueden ser los Premios Grammy, con sus más de 80 categorías a lo más destacado de la música internacional, un par de mexicanos brilló sin siquiera proponérselo.

Los guitarristas Rodrigo y Gabriela coronaron ayer sus 20 años de trayectoria con uno de los galardones más importantes de la industria, en el rubro de Mejor Álbum Instrumental Contemporáneo, por Mettavolution.

"Hemos tocado en los mejores lugares del mundo, como la Casa Blanca, y el Grammy sí nos faltaba. A ver cómo hacemos que el premio nos cambie a favor de la música y la gente que está alrededor que nosotros.

"Vamos a digerir esto en los próximos días, llegamos a México la próxima semana. Esperamos transmitir a la música esta energía tan linda que tomamos en la ceremonia para seguir compartiéndola con la gente", señaló Rodrigo en entrevista telefónica tras recoger el galardón.

A ellos se les sumó el Mariachi Los Camperos, de raíces mexicanas y radicados en EU, quienes triunfaron en la categoría de Mejor Álbum de Música Regional Mexicana, por De Ayer Para Siempre.

La vibra latina se extendió a otros ganadores, como Rosalía, quien además de ofrecer una presentación de flamenco, se alzó con el gramófono de Mejor Álbum Latino de Rock, Urbano o Alternativo, por El Mal Querer.

Alejandro Sanz (Mejor Álbum Latino Pop) y Marc Anthony (Mejor Álbum Tropical), entre otros hispanos, también fueron reconocidos en la edición 62 de los Grammy, que se dividió en dos galas: una previa, que no se televisó, y donde se entrega la mayoría de reconocimientos, y la principal, que incluye las categorías principales.

Sin embargo, no todo fue alegría durante esta fiesta, celebrada en el Staples Center de Los Angeles. 

La sorpresiva muerte del basquetbolista Kobe Bryant, quien falleció ayer por la mañana en un accidente aéreo, ensombreció la velada, donde varios artistas expresaron sus condolencias.

Un homenaje a Prince, la presentación de Aerosmith junto a Run DMC, el sentimental regreso a los escenarios de Demi Lovato y una festiva rola de los Jonas Brothers, entre otros actos, elevaron el ánimo de fiesta.

Quien realmente gozó la noche fue Billie Eilish, que con 18 años arrasó en sus primeros Grammy al llevarse a casa cinco galardones: Álbum del Año, Grabación, Canción, Artista Nuevo y Álbum Vocal Pop.

Su hermano Finneas también se llevó crédito como Productor del Año e ingeniero del disco de Billie.

Y pese a que se esperaba que la noche se tornara polémica luego de la destitución de Deborah Dugan, expresidenta de la Academia de la Grabación, la ceremonia se enfocó al final en lo más importante: la música.