Abuelos la adoptan; obtiene ciudadanía

-

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso
sábado, 19 enero 2019 | 21:31
Cortesía | Pamela Martínez y sus abuelos


 Los abuelos de Pamela Martínez lograron otorgarle a su nieta la ciudadanía estadounidense una vez que la adoptaron y su caso legal fue considerado como SIJ (Special Immigrant Juvenile), que de acuerdo con la ley migratoria vigente beneficia a los menores de edad en circunstancias especiales.

“Pamela vino a los Estados Unidos y fue adoptada por sus abuelos, y esto la llevó a obtener su Green Card (Residencia Legal Permanente)”, dijo la abogada Jeanne Morales, quien llevó el caso.

“Entonces cuando alguien es ciudadano de los Estados Unidos, y tiene un hijo menor de 18 años, viviendo en los Estados Unidos con ellos, y ese hijo tiene una Green Card, el hijo automáticamente obtiene la ciudadanía de los Estados Unidos”, dijo la abogada Morales sobre el caso que se apoyó en precedentes legales para beneficio de la menor de edad y su familia.

En el plano legal, y de la ley familiar, el bufete de Jeanne Morales encontró la manera de beneficiar a sus clientes dentro de la leyes migratorias que otorgan a los casos de SIJ facilidades para obtener la ciudadanía estadunidense.

“De forma previa habíamos logrado la naturalización del abuelo, ahora padre de Pamela, quien después de emigrar y de obtener su residencia legal, finalmente pudo aplicar para la naturalización dentro de los marcos legales”, sostuvo Jeanne Morales.

El beneficio de obtener la naturalización no tan solo benefició a Eladio Martínez, empleado de la construcción originario de México, sino que incluso amplió su espectro a su nieta, ahora su hija adoptada.

“Los padres de Pamela vieron hacia el futuro, en su intento de procurar lo que es mejor para ella, y de hecho sin necesidad de tomar un examen o de algún otro requisito, antes de que Pamela cumpliera los 18 años ella ya calificaba para ser una ciudadana de los Estados Unidos”, sostuvo la abogada.

Morales subrayó el hecho de que el tiempo en que se aplica para los beneficios en los casos de SIJ es crucial, ya que aunque los abuelos pueden solicitar el cambio de estatus de sus nietos, es necesario que lo hagan antes de que el menor cumpla los 18 años para que tener el resultado esperado.

“Por eso es importante obtener buena asesoría para coordinar cuales acciones se pueden tomar para diferentes miembros de una familia, ya que una vez que alguien cumple 18 años de edad ese beneficio se pierde y dicha persona debe naturalizarse por sí mismo”, afirmó Morales.

Ante el endurecimiento de las leyes migratorias la especialista legal exhortó a quienes se encuentran en esta condición a modificar el estatus migratorio de sus familiares en apego a las leyes vigentes en la materia.

“Si alguien tiene más de un hijo, y si puede naturalizarlos y convertir en ciudadanos a cada uno de ellos, sin duda estamos hablando de un gran beneficio que no debemos dejar pasar”, afirmó.