Economía

Repunta inflación anual a 3.10%

En la primera quincena de noviembre, el tomate subió 13.34 por ciento, mientras que el aguacate descendió 6.81 por ciento

Reforma

Reforma

viernes, 22 noviembre 2019 | 09:36

Ciudad de México— El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) creció 0.68 por ciento en la primera mitad de noviembre, con lo que la inflación anual se ubicó en 3.10 por ciento, la más alta en seis quincenas, indican cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El registro de la primera quincena de noviembre fue mayor al 0.66 por ciento esperado por el consenso de Bloomberg y se convirtió en la más alta en 48 quincenas, pues en los primeros 15 días de noviembre de 2017 fue de 0.92 por ciento.

Por índices al interior del INPC destacó el aumento de 2.30 por ciento en el componente no subyacente para ser su repunte relativo más grande en 48 quincenas, lo que se reflejó en una tasa anual de 1.45 por ciento.

Los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno subieron 2.89 por ciento quincenal, una cifra apenas inferior al registro de la primera mitad de noviembre de 2017, de 3.85 por ciento.

Para el Inegi lo anterior ocurrió en mayor medida por la conclusión del subsidio al programa de tarifas eléctricas de temporada de verano que se aplicó en 11 ciudades del país.

El programa de tarifas eléctricas de temporada cálida terminó su periodo de vigencia durante noviembre en Mexicali, Ciudad Juárez, Culiacán, Chihuahua, Hermosillo, Matamoros, Colima, La Paz, Huatabampo, Jiménez y Esperanza.

A tasa anual, el concepto de precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno presentó una variación a la baja de 0.13 por ciento quincenal, la sexta en fila.

Los precios agropecuarios aumentaron 1.48 por ciento en la primera quincena de noviembre del año en curso y 3.76 por ciento con respecto al mismo lapso de 2018.

El índice de precios subyacente tuvo una variación de 0.16 por ciento, lo que a tasa anual representó un avance de 3.66 por ciento.

Los servicios fueron los de mayor incremento en la subyacente, con 0.21 por ciento quincenal, secundados por las mercancías, con 0.11 por ciento, algo que la final implicó tasas anuales de 3.62 y 3.69 por ciento, en cada caso.

Inegi explica que la inflación subyacente se obtiene eliminando del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado.

Los grupos que se excluyen en el indicador subyacente son los agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de Gobierno.

Por productos, en la primera quincena de noviembre destacó la variación de 23.33 por ciento en la electricidad, con lo que su contribución a la inflación general quincenal fue de 0.399 puntos porcentuales.

El tomate subió 13.34 por ciento en dicho lapso y tuvo una incidencia quincenal de 0.077 puntos en la inflación de los primeros 15 días de noviembre, seguido por huevo con 4.70 por ciento y 0.039 puntos.

En contraste, el aguacate registró una variación de menos 6.81 por ciento quincenal para restar 0.016 puntos porcentuales a la inflación general.

El limón disminuyó sus precios 6.38 por ciento, por lo que su incidencia quincenal en la inflación resultó de menos 0.008 puntos porcentuales.

Por otro lado, el índice de precios de la canasta básica presentó un aumento de 1.31 por ciento quincenal y de 2.31 por ciento anual.

La Junta de Gobierno del Banco de México estableció que, a partir del año 2003, la meta permanente de inflación sería una variación anual del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de 3 por ciento, con un intervalo de variabilidad de un punto porcentual más y uno menos.