Economía

Eleva Banxico previsión de inflación a 4.8%

La sequía en varias regiones del país representa un riesgo al alza para precios productos agropecuarios, se informó

Jorge Cano
Agencia Reforma

miércoles, 02 junio 2021 | 12:43

Víctor Zubieta / Agencia Reforma

Ciudad de México— El Banco de México (Banxico) subió su previsión de inflación para cuarto trimestre de 2021 a 4.8 por ciento, desde la estimación preva de 3.6 por ciento, y elevó su estimado de crecimiento para el País de 4.8 a 6 por ciento en 2021.

Alejandro Díaz de León, gobernador de Banxico, dijo que la sequía en varias regiones del país representa un riesgo al alza para precios productos agropecuarios.

Asimismo, señaló que diversas presiones en costos para las empresas son un riesgo al alza para inflación.

Dijo que la incertidumbre en el comportamiento de la inflación y las tasas interés globales puede generar volatilidad y afectar flujos capital a economías emergentes.

El banco central estima que la inflación general se ubique alrededor de su objetivo de 3 por ciento hasta el segundo trimestre de 2022.

Banxico prevé una inflación de 3.1 por ciento para el cierre de 2022, desde el 3.0 por ciento planteado previamente.

Banxico señaló que, en un contexto en el que hay una reapertura de algunas actividades económicas y otras, continúan afectadas por la pandemia, persiste un entorno con múltiples retos para la economía y la inflación.

"Esta última ha seguido influida por choques de oferta -incluyendo un cambio en la estructura de costos de las actividades productivas-, por una reducción gradual de amplias condiciones de holgura, así como por presiones en los precios de los productos agropecuarios y de los energéticos", indicó en su Informe Trimestral enero-marzo.

Refirió que los efectos de estos factores han implicado que la inflación general se haya ubicado en el primer trimestre de 2021 y a principios del segundo en niveles mayores a los anteriormente anticipados.

No obstante, confía en que los choques que han afectado recientemente a la inflación sean transitorios y su efecto se desvanezca en los horizontes mayores a 12 meses.

"Si bien las previsiones para la inflación general a los plazos menores a 12 meses se sitúan en niveles más elevados que en el Informe anterior, se continúa anticipando una reducción en el tercer trimestre de 2021, después del importante incremento que presentó en el segundo trimestre del año y que está influido por el notorio efecto aritmético resultante de los bajos precios de la gasolina en ese mismo trimestre de 2020", mencionó.

En cuanto a la recuperación económica, Díaz de León señaló que las exportaciones han sido el principal motor, sobre todo las relacionadas a la manufactura y automotrices.

No obstante, pese a aumentar su estimado en este año, para 2022 el banco central espera un crecimiento de 3 por ciento, cuando en el informe pasado se esperaba un aumento de 3.3 por ciento.

Ante la incertidumbre que persiste alrededor de la dinámica prevista para la actividad económica, se considera que el crecimiento para 2021 podría ubicarse entre 5.0 y 7.0 por ciento, aunque el escenario central es de 6 por ciento.

"La previsión central para 2021 refleja tanto un mejor desempeño de la economía en el primer trimestre del año respecto de lo previamente anticipado, como la expectativa de que a partir del segundo trimestre la recuperación gradual de la economía se presente con un ritmo más elevado" explicó Banxico.

Lo anterior se debe a la fortaleza de la demanda externa, particularmente ante el cuantioso estímulo fiscal otorgado en Estados Unidos, y por la reactivación de la interna ante los mayores avances en el proceso de vacunación de la población y la gradual eliminación de las restricciones a la movilidad adoptadas para hacer frente a la pandemia, se explica en el informe trimestral.

De materializarse un crecimiento en 2021 cercano a la parte superior del intervalo, es decir 7 por ciento, la actividad económica recuperaría su nivel pre pandemia a finales del año.

Con un crecimiento cercano al punto intermedio de los intervalos, dicha recuperación ocurriría hacia el segundo trimestre de 2022.

Con un crecimiento cercano a la parte inferior de ambos intervalos, el nivel observado al cierre de 2019 se alcanzaría a principios de 2023, estimó el banco central.

Los riesgos para el crecimiento según Banxico, es que haya retrasos en la producción, distribución o aplicación de las vacunas o que haya un recrudecimiento de la pandemia, tanto a nivel global, como nacional, que implique la adopción de nuevas medidas para contenerla.

Asimismo, la existencia de cuellos de botella en las cadenas de suministro a nivel global generen escasez de insumos para algunos sectores en México, particularmente el automotriz.

También que se observen episodios adicionales de volatilidad en los mercados financieros internacionales y se afecten los flujos de financiamiento y que la inversión sea menor a la anticipada.

close
search