Corrige EU: México no importó crudo

La Oficina del Censo de Estados Unidos reconoció que hubo un error de registro en la información

Reforma
viernes, 11 octubre 2019 | 18:00

Ciudad de México— La Oficina del Censo de Estados Unidos reconoció que México no realizó las compras de crudo ligero en los meses de julio y agosto pasados, y todo fue un error de registro.
"Después de la publicación del informe de agosto de 2019 del Comercio Internacional de Bienes y Servicios de Estados Unidos, la Oficina del Censo identificó un informe erróneo de las presentaciones de exportaciones de petróleo crudo a México y determinó que las correcciones a nuestros datos eran necesarias.
"Las correcciones a los datos se aplicarán a todos sus productos, antes de publicar su informe de revisiones anuales en junio de 2020", dijo la Oficina a través de un correo electrónico enviado a Bloomberg.
Posteriormente, en el apartado de correcciones de la página web del Departamento de Comercio estadounidense se publicaron los datos correctos, según verificó Reforma.
De acuerdo con las modificaciones, las exportaciones correspondientes a julio, que eran por 533 mil barriles, corresponden en realidad a cargamentos que se enviaron a Taiwán.
Mientras que en agosto, donde se habían divulgado inicialmente exportaciones por 8 mil barriles, el dato correcto es cero. 

Este viernes, durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador refrendó que Pemex no ha importado crudo ligero.
"En definitiva no estamos importando petróleo ligero, el dato que se publicó no corresponde a la realidad.
"Cuando recibimos el Gobierno, la administración pasada tenía comprados 300 mil barriles, pero eso fue al inicio, hasta aquí lo planteé. Dimos la orden terminante de que eso no volviera a suceder y ahora, afortunadamente, ya se estabilizó la producción de petróleo, que se estaba cayendo, que venía en picada hace muchos años", señaló.
Esta semana, Rocío Nahle, Secretaria de Energía, también aseguró que Pemex no había realizado dichas compras y que ni la dependencia que dirige ni el SAT tenían registros de dicha compra.