Deportes

Se desmorona la Superliga

Los clubes ingleses Chelsea y Manchester City, así como el español Barcelona y Atlético de Madrid, consideran abandonar el barco

Associated Press / Hinchas prenden fuego a una camiseta de Liverpool en las afueras del estadio Elland Road de Leeds

Agencia Reforma

martes, 20 abril 2021 | 16:11

Ciudad de México— La Superliga europea comienza a desmoronarse.

Tras la lluvia de criticas y presiones de diversos actores del futbol, desde jugadores hasta afición, algunos clubes ya amagan con abandonar el campeonato presentado el domingo.

De hecho, hoy habría una reunión de emergencia de los 12 clubes fundadores para ver si es viable seguir con el proyecto.

Los clubes ingleses Chelsea y Manchester City, así como el español Barcelona y Atlético de Madrid, consideran abandonar el barco del proyecto cuyo principal impulsor es el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

El primero en hacer formal la intención de abandonar el proyecto fue el Manchester City, que lanzó un comunicado la tarde de este martes.

Hace unas horas, aficionados del Chelsea se manifestaron afuera de Stamford Bridge, para pedir que el club londinense no siga.

Por su parte, en España se habla de que el Barcelona no seguiría adelante, además de que el recién electo presidente del club, Joan Laporta, comprometió su apoyo sólo si en la Asamblea de Socios blaugrana daban luz verde a mantenerse en esa competición.

Mientras tanto, el vicepresidente del Manchester United, Ed Woodward, habría renunciado ante la presión, pero se mantendría en el cargo hasta el final de la actual temporada.

"No nos gusta (la Superliga) y no queremos que pase. Esta es nuestra posición colectiva. Nuestro compromiso es con este club de futbol y con sus aficionados es absoluto e incondicional", publicó Jordan Henderson, capitán del Liverpool, en Twitter.

Además, en Inglaterra, el Primer Ministro Boris Johnson ha manifestado que sería capaz de echar mano de alguna medida legislativa para impedir que los 5 clubes británicos se unan a la competencia.

"No me sorprende que haya durado tan poco. No creí en ningún momento que fuera a pasar. Es una competición que ignora los principios básicos del mérito deportivo. Si ignoras eso, matas a las ligas domésticas. Los aficionados nunca aceptarán esto", comentó Arsene Wenger, quien fuera técnico del Arsenal durante más de dos décadas.

También sonó la posibilidad de Andrea Agnelli, presidente de la Juventus, había renunciado, pero el propio club desmintió la versión.

La Superliga europea vive horas cruciales a menos de 48 horas de ser anunciada.