Deportes

Rompe su propia marca

Laura Rosales, originaria de Mexicali, Baja California, levantó 120 kilogramos en sentadilla en el XI Campeonato Nacional de Powerlifting y Bench Press, en esta ciudad

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario
domingo, 17 marzo 2019 | 06:00
Jesús Rodríguez

Con la alegría y la satisfacción de romper su propia marca, Laura Rosales, originaria de Mexicali, Baja California se presentó de manera triunfal en el XI Campeonato Nacional de Powerlifting y Bench Press, que tiene como sede esta ciudad.
Luego de bajar de la tarima, donde levantó un peso de 120 kilogramos en sentadilla, la atleta se fundió en un abrazo con su entrenador, compartiendo el júbilo que le dejó el batir la marca nacional de 110 kilogramos, que le pertenecía a ella misma.
“Muy contenta, una emoción muy grande, porque no es fácil venir hasta acá; los entrenamientos pesados que tenemos a diario hoy se ven recompensados con este logro”, comentó la deportista que tiene dos años y medio en la práctica de esta disciplina.
Antes de presentarse en esta ciudad, Laura estuvo en un Campeonato Norteamericano, donde obtuvo el segundo lugar absoluto.
“Hace tres meses asistí a un Norteamericano en la Ciudad de México y ahí conseguí la segunda posición. Ahora tengo en mente seguir con una ardua preparación para algún día poder llegar a un Campeonato Mundial”, dijo la mexicalense.
Madre de familia, Laura de 40 años de edad, ha tenido en su hija el apoyo y respaldo que la mantienen inmersa en este demandante deporte.
“Tengo una hija de 21 años y ella siempre me ha apoyado en esta aventura, me da palabras de aliento y confianza en cada una de las competencias a las que asisto”, expresó Rosales Vázquez.
Reconoció que para llegar a destacar en este deporte se requiere de una gran disciplina, sostener los entrenamientos a tope, además de dejar de lado los malos comentarios que en muchas ocasiones, como mujeres, reciben por parte de personas que desconocen este deporte.
“Yo les digo a muchas muchachitas que quieren comenzar en este deporte que no tengan miedo, que no es verdad que se van a poner como hombres por levantar pesas, eso es una gran mentira”, declaró. Rubén Santoyo, quien ha sido el entrenador de Laura desde que comenzó, afirmó que el trabajo que ha realizado su pupila a lo largo de estos casi tres años, es un claro ejemplo de alguien que no se conforma y que día con día se supera a sí misma.