Regreso triunfal

Alejada del tatami dos años por maternidad, Fernanda Santoyo vuelve a la competencia de alto nivel y consigue un par de medallas en judo en el nacional universitario

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario
jueves, 16 mayo 2019 | 06:00
Alejandro Martell

Después de dos años de estar fuera del tatami, María Fernanda Santoyo, judoca de la UACJ volvió por sus fueros y a base de determinación y persistencia logró dos medallas en la pasada Universiada Nacional 2019, que se llevó a cabo en Mérida, Yucatán.
“Considerando que regresé a competencia después de dos años sin tener ningún contacto con el tatami, creo que es un buen resultado. Me supo a oro esa plata en combate individual”, resaltó la deportista de 22 años.
Fue en 2017 el año en el que María Fernanda alcanzó su nivel máximo, ya que después de conquistar la medalla de oro en la justa nacional universitaria en Monterrey, Nuevo León fue llamada a concentrarse en el Centro Nacional de Talentos Deportivos de la Comisión Nacional del Deporte (Conade).
“Tengo una hija de 10 meses, me ausenté todo mi embarazo y parte del posparto, pero regresé con más ganas, con más deseos de alcanzar nuevas metas, sin duda que mi hija es el motor que me mueve a dar lo mejor de mí en cada una de mis facetas”, dijo la judoca juarense.
Superada la etapa de posparto, Santoyo tuvo que armarse de mucha paciencia, ya que las cosas no fueron sencillas; regresar después de un paro de 24 meses no le resultó nada fácil.
“Fue tener mucha paciencia con el proceso de entrenamiento, por todos los kilos que subí, porque ya no tenía condición física, yo quería ver resultados de un día para otro y no fue así, tuve que tener mucha paciencia y ser perseverante, constante en el día a día”, señaló la atleta fronteriza.
Fernanda encontró en su hija Luisa Fernanda la motivación necesaria para recomenzar y conquistar el par de metales en la justa.  
Durante su competencia en Mérida, desde el tatami tuvo la oportunidad de ver en las gradas a su pequeña Luisa, quien sin duda fue el impulso que la llevó a dar el extra en cada combate.
“Ella fue a la competencia, yo la miraba desde lejos, seguramente ella no entendía qué pasaba, pero yo sí; fue un plus que ella me dio sin saberlo”, expresó la atleta que obtuvo bronce en modalidad por equipos en la ‘UADY 2019’. Echado a andar su regreso a la competencia formal, la artemarcialista quiere volver a integrar el seleccionado azteca para compromisos nacionales e internacionales, como lo hizo durante su etapa juvenil en Olimpiadas Nacionales.
“He participado en mundiales y panamericanos de la especialidad, fui seleccionada nacional cuatro años, viví en el CNAR y todo eso lo quiero volver a repetir ahora en esta nueva etapa”, finalizó.