Deportes

Pone el ojo en el Tri

El arquero chihuahuense Miguel Alonso Anchondo ya trabaja con miras a integrar este año el equipo mexicano de la especialidad y así poder iniciar el siguiente proceso rumbo a 'París 2024', ya que su meta es seguir los pasos de su padre y entrenador, Andrés Anchondo, quien compitió por México en tres Juegos Olímpicos.

Cortesía El Diario de Chihuahua

Arnoldo Gaytán / El Diario

martes, 07 enero 2020 | 21:26

El arquero chihuahuense Miguel Alonso Anchondo ya trabaja con miras a integrar este año el equipo mexicano de la especialidad y así poder iniciar el siguiente proceso rumbo a 'Francia 2024', ya que su meta es seguir los pasos de su padre y entrenador, Andrés Anchondo, quien compitió por México en tres Juegos Olímpicos.

“Estoy concentrado en dar los mejores resultados posibles para poder ser tomado en cuenta, ya que mi objetivo es conformar la Selección Nacional y empezar a forjar mi propio camino que me lleve a disputar en un mediano plazo, Mundiales y Olimpiadas”, aseguró el arquero de 23 años.

“Hijo de tigre...pintito”, un refrán que le ha quedado a su medida ya que en los nueve años que lleva practicando este deporte por influencia de su papá, ha respondido con buenos resultados.

El año pasado consiguió medalla de oro y bronce en la Universiada Nacional, en Mérida, Yucatán, metales que le valieron el pase para representar a México en la Universiada Mundial, celebrada en Nápoles, Italia.

“Es un orgullo para mí el poder seguir los pasos de mi padre, quien ha sido el único chihuahuense en disputar un mundial de tiro con arco y que mejor convertirme en el segundo en la historia en hacerlo en un legado de padre e hijo y de entrenador a alumno”, afirmó.

Anchondo Mendoza dejó en claro que sigue entrenando en lo técnico y físico y aunque eso ya se trae, es importante continuar perfeccionándolo.

Sin embargo, donde más énfasis hace, es en el trabajo mental ya que a la hora de la competencia es ahí donde se logran las medallas.

“Hay mucha motivación, tengo todo para salir adelante, bien aconsejado por la gran figura de mi padre y sólo resta dar lo mejor de mí para que vengan los buenos resultados y, con ello, las posibles convocatorias a Selección Nacional”, finalizó el estudiante de la facultad de Ciencias de la Cultura Física de la UACH.