Bates, arrestado por golpear a un policía

El liniero de los Leones de Detroit está internado en un hospital psiquiátrico

Associated Press
martes, 05 febrero 2019 | 06:00

Nueva York—  Trevor Bates, liniero de los Leones de Detroit, que está en un pabellón psiquiátrico, fue acusado formalmente el martes de golpear a un policía de la ciudad de Nueva York después de que se lo llevaran a una comisaria por no pagar una dejada de taxi.
Bates, de 25 años, se declaró inocente de los cargos de agresión, resistencia al arresto, robo de servicio y obstrucción de la gestión gubernamental.
El liniero está hospitalizado desde su arresto el 26 de enero y la acusación formal le fue leída mediante enlace por video.
Erick Breslin, abogado de Bates, dijo que buscaban “resolver el asunto en una forma expedita y satisfactoria”.
Bates fue arrestado alrededor de la 1:30 de la mañana del 26 de enero en un hotel próximo al aeropuerto La Guardia porque presuntamente se rehusó a pagar 32 dólares de una dejada de taxi desde Manhattan.
La policía dijo que estaba dispuesta a permitir que Bates se fuera y enfrentara después la acusación formal en caso de que no tuviera órdenes de arresto pendientes, pero el jugador se opuso a que lo ficharan y golpeó a un sargento en la cara.
El sargento James O’Brien, agredido por Bates cuando intentaba calmarlo, quedó conmocionado y necesitó tres puntos de sutura en el ojo izquierdo, señaló la policía. Bates, de 1.88 metros y 109 kilogramos, fue sometido con una pistola eléctrica y llevado a un hospital.
El representante de Bates dijo la semana pasada que sus presuntas acciones “no reflejan la persona que es” y “no corresponden al hombre y amigo que conocemos”.
Sin abundar en detalles, el gerente general de los Leones, Bob Quinn, dijo que el equipo está enterado del arresto de Bates.
La jueza Karina Alomar fijó a Bates una fianza en efectivo de cinco mil dólares o una garantía de fianza de 10 mil dólares. Su próxima audiencia está prevista para el ocho de marzo.
Bates podría ser sentenciado a siete años de cárcel si lo declaran culpable.