Viral

VIDEO: 'Esto es lo último que verán tus padres o tus hijos antes de morir por COVID-19'

Un médico de cuidados intensivos grabó un clip estremecedor

Tomada del video

Agencias

viernes, 27 noviembre 2020 | 11:25

Kenneth E. Remy es un médico de adultos y niños que trabaja en el área de cuidados intensivos de un hospital de Missouri. 

El doctor decidió grabar un video estremecedor y compartirlo en sus redes sociales para mostrar “lo último que verán tus padres o tus hijos antes de morir por COVID-19”.

La cámara se centra en el rostro de Remy quien, ataviado con el equipo de seguridad necesario para atender a los pacientes con coronavirus, habla a través de una mascarilla médica. “Así es como se ve cuando respiras 40 veces por minuto con un nivel de oxigenación menor a 80“, explica el médico mientras la cámara se acerca y se aleja varias veces.

Luego, coloca una pequeña luz frente a la cámara y acerca un tubo, simulando la entubación de un paciente. “Espero que la última vez que veas la luz, no sea como esto, porque esto es lo que verás al final de tu vida si no empezamos a usar mascarillas cuando estemos en público, si no mantenemos la distancia social, si no lavamos nuestras manos frecuentemente”, dice Remy.

Mientras mira fijamente la cámara a través de sus lentes especiales, el doctor afirma: “Te prometo que esto será lo que veas; te prometo que esto será lo que tu madre, o tu padre, o tus hijos cuando tengan COVID, verán al final de sus vidas“.

Y termina con una petición: “Esto es serio. Te suplico: por favor toma las precauciones para reducir la transmisión de COVID de manera que puedas prevenir la enfermedad en ti y en tus seres queridos“.

El video, compartido en la cuenta de Twitter del doctor, ha generado muchas reacciones. Algunas personas aplauden y agradecen su esfuerzo mientras otras lo acusan de asustar a las personas y de no ser exacto, pues no todas las personas con COVID-19 requieren entubación.

Sin embargo, el propio doctor explicó que tan sólo la noche que hizo el video, el 21 de noviembre, entubó a cuatro personas usando su equipo protector, “como lo he hecho con más de 1,000 pacientes a los que he atendido personalmente desde principios de marzo. Nada divertido. Muy triste”.