Viral

¿Por qué el Covid-19 puede poner en riesgo el bienestar de la civilización?

Existe en la psicología social un efecto conocido como Dunning-Kruger que sostiene que son muchas las personas que se consideran más inteligentes de lo que realmente son

Agencias

Agencias

lunes, 18 mayo 2020 | 15:29

Madrid.- El Covid-19 se ha convertido en una crisis mundial.

Sin embargo, para Álex Rovira, escritor y conferenciante, el problema no está en el Covid-19 en sí mismo, sino en la gestión que nace de liderazgos inconscientemente incapaces. El autor y consultor empresarial internacional, que acaba de lanzar al mercado su programa formativo online'Crea tu Buena Suerte', reflexiona sobre qué podemos aprender de esta situación y expone la necesidad de crear valor desde los valores para salvarnos como civilización.

Existe en la psicología social un efecto conocido como Dunning-Kruger que sostiene que son muchas las personas que se consideran más inteligentes de lo que realmente son. Se conoce también como el síndrome de la superioridad ilusoria.

Esta premisa, que podría resumirse en una sola frase: cuanto menos sabemos, más creemos saber, fue demostrada hace ya más de 20 años por los psicólogos de la Universidad de Cornell Justin Kruger y David Dunning y, sin embargo, está más vigente que nunca debido a la crisis provocada por el Covid-19.

"La ignorancia es especialmente peligrosa cuando quien la ostenta, además, cuenta con poder o iniciativa como es el caso algunos líderes políticos", afirma el escritor y conferenciante Álex Rovira, creador del curso online 'Crea tu Buena Suerte', sin pretender sonar alarmista.

Para Rovira, reconocido internacionalmente como uno de los mayores expertos en Psicología del Liderazgo, la situación que hemos estado viviendo a raíz del surgimiento de esta pandemia, requiere de una reflexión especial.

"El efecto Dunning-Kruger genera un sesgo cognitivo dramático ya que la evidencia empírica demuestra que los individuos incompetentes no solo son incapaces de reconocer su propia incompetencia, quizás más trágico que eso es que además tienden a sobreestimar su propia habilidad, y aún peor, carecen de la habilidad de reconocer la competencia de otros que realmente saben. Ese alejamiento múltiple y grave del principio de realidad lleva a generar cadenas sistémicas de errores no reconocidos y, lo que es más grave, de falsedades para ocultar los errores", sostiene.

EL EFECTO DUNNING - KRUGER Y SUS CONSECUENCIAS EN LA GESTIÓN DE LA CRISIS DEL  COVID-19

Emerson, el gran filósofo norteamericano, afirmó: "antes de adquirir un gran poder debes adquirir la sabiduría para saberlo gestionar", recuerda el escritor.

Para Rovira, gestión y competencia objetiva deben ir necesariamente de la mano. Quien asume unas responsabilidades para las que no ha estudiado o no ha sido preparado caerá inevitablemente en una cadena de errores cuyo resultado final será crítico. Para el conferenciante, llegar a ostentar ese poder tendría que depender de la capacidad del candidato y sus competencias, unas competencias necesarias para ejercer con dignidad, solvencia y eficacia tal poder.

"Ante esta crisis, existen personas del ámbito de la medicina y facultativos muchísimo más y mejor preparados que los actuales cargos políticos para afrontar y gestionar esta situación, que se ha saldado con un precio altísimo, vidas humanas y resultados nefastos", añade el autor.

¿QUÉ PUEDE APRENDER LA SOCIEDAD DEL EFECTO DUNNING-KRUGER?

Humildad: saber escuchar, reconocer los propios límites, tener voluntad de aprender, corregir, subsanar y rectificar. Respetar y dar paso a las personas que realmente saben, porque su experiencia, su ciencia, su rigor y su trayectoria así lo demuestran.

Crítica y rendición de cuentas: los errores, las mentiras o la inexistencia de espíritu de autocrítica llevan a la implosión y al naufragio. Por ello es imprescindible que, si el sujeto que gestiona mal y su entorno carecen de sentido autocrítico, otras fuerzas ejerzan de contra-poder, denuncien y busquen la rectificación para evitar el hundimiento. Para el escritor y consultor empresarial, al mismo tiempo que depositamos confianza en un cargo, la sociedad tampoco puede olvidar que también tiene el derecho y la obligación de pedir rendición permanente de cuentas a sus líderes por sus gestiones.

Responsabilidad: para Rovira, también existe una clase política que es competente, eficaz y decente, pero si se da poder a quien no tiene la sabiduría necesaria para asumir las responsabilidades asociadas a un cargo, quien lo otorga, sea la ciudadanía, sea un órgano de gobierno, es también co-responsable de los errores que cometa el líder incapaz en el ejercicio de su cargo.

Para Rovira "estamos ante un momento decisivo como personas y como civilización en el que es más importante que nunca trabajar sobre valores humanos que crean valor económico y social para así hacer de la responsabilidad, el coraje, el propósito, la humildad, la confianza y el compromiso las claves de la innovación, la prosperidad y el crecimiento del futuro. Sin esos y otros valores humanos que son los verdaderos creadores de valor económico sostenible, el naufragio en esta crisis puede ser definitivo. Es la psicología la que crea la economía, y si quien tiene el poder es psicológica y competencialmente eficiente, los procesos y resultados generados por su gobierno y gestión serán favorables y adecuados para toda la sociedad".

Además, para el escritor, la gran mayoría de la sociedad tiene la oportunidad ser consciente de que tiene poder sobre lo que a uno le ocurre en su vida y que puede crear su destino y su suerte. Este transformador, inspirador y práctico aprendizaje se puede lograr a través de su programa formativoonline 'Crea tu Buena Suerte', que imparte en su escuela digital humanista.