Viral

La última plática que tuvieron un niño con cáncer y su mamá

Tras una dura batalla contra la enfermedad, Nolan Scully, niño de cuatro años, murió

Agencias

miércoles, 29 mayo 2019 | 13:04

Tras una dura batalla contra el cáncer, Nolan Scully, niño de cuatro años de edad, murió el pasado 1 de febrero, en Maryland, Estados Unidos.

Dos meses después, Ruth, su madre, compartió a través de su blog y una cuenta de Facebook a nombre de Nolan, la última conversación que tuvo con su hijo antes de morir en sus brazos. De acuerdo con la mujer, ella decidió compartir estos momentos que vivió con Nolan, para que su corta vida tuviera la oportunidad de volverse trascendental.

"Cuando su oncóloga habló, vi el dolor en sus ojos. Ella siempre había sido honesta y había luchado con nosotros todo el tiempo", dijo Rut cuando se le notificó sobre la presencia de varios tumores que crecían dentro del cuerpo de Nolan y que aplastaban tanto sus bronquios como el corazón del pequeño.

“El rabdomiosacroma se había extendido como un reguero de pólvora. Explicó que el cáncer ya no era tratable, porque se había hecho resistente a todas las opciones de tratamiento que habíamos probado y que el plan sería mantenerlo cómodo mientras se iba deteriorando rápidamente", detalla.

Ante esta situación, Rut sólo pudo dirigirse hacia la habitación de Nolan, quien ocupaba la silla en la que ella se sentaba durante su estancia en el hospital. El niño veía videos a través de una tableta, actividad que interrumpió para tener la siguiente conversación con su madre:

Ruth: ¿Te duele al respira, no es cierto?

Nolan: Buuuuueno... sí

R: ¿Tienes mucho dolor?

N: (Mirando hacia abajo) Sí.

R: Este asunto del cáncer apesta. No tienes que luchar más.

N: ¿No tengo que luchar más? (Con felicidad) ¡Pero lo haré por ti, mamá!

R: ¡No! ¿Es eso lo que estás haciendo? ¿Luchas por mamá?

N: Bueno... sí

R: Nolan Ray, ¿cuál es el trabajo de mamá?

N: ¡Mantenerme a salvo! (Con una gran sonrisa)

R: Cariño... Ya no puedo hacer eso aquí. La única manera en que puedo mantenerte a salvo es en el cielo. (Mi corazón hecho añicos).

N: ¡Entonces, me iré al cielo y jugaré hasta que llegues! ¿Vendrás, no?

R: ¡Absolutamente! ¡No puedes deshacerte de mamá tan facilmente!

N: ¡Gracias mamá! ¡Iré a jugar con Hunter, Brylee y Henry!"

Luego de la interlocución, Ruth y Nolan continuaron viendo videos, además de que jugaron con una pistola de juguete que le gustaba al niño, para inundar la habitación de la risa del pequeño. Nolan quería ser recordado como un policía.

Tumbados sobre la cama, una hora antes de morir, Nolan le dijo a su madre cómo quería que fuera su funeral, así como las personas que deseaba que cargaran su féretro.

Fue en un momento en que la madre fue al baño cuando el sistema del menor colapsó. Pese a haber entrado a un estado profundo de sueño, Nolan se reincorporó por unos momentos, tan sólo para decir –con una sonrisa entre sus labios– 'te amo mamá'.

Nolan murió en los brazos de su madre mientras ella le cantaba al oído 'You are my sunshine'.