Disney está de película

Adéntrate a ‘La guerra de las galaxias’ en Disneylandia, el parque californiano se ha expandido con ‘Galaxy’s Edge’

The New York Times
miércoles, 12 junio 2019 | 11:03

A partir del 23 de junio se podrá entrar a la expansión del parque californiano llamada "Galaxy's Edge" es la más grande de su historia y cuenta con un Halcón Milenario, Wookiees, una estación para hacer tu propio sable de luz y alimentos salidos de la saga.

Para entrar a Galaxy’s Edge antes de su gran inauguración el 23 de junio, los visitantes necesitan reservar además de comprar los boletos de entrada al parque; es algo inédito en Disney porque se prevé que las multitudes sean inmanejables. Incluso si tienes una reservación, el tiempo que pases en la tierra galáctica se limitará a unas cuatro horas. Ya se agotaron las primeras entradas —a menos que puedas conseguir una habitación en uno de los hoteles de Disney con precios a partir de unos 500 dólares por noche—. La versión casi idéntica de Galaxy’s Edge que abrirá en Disney World, en Orlando, será inaugurada el 29 de agosto; hasta el momento no se planea usar un sistema de reservación ahí.

Galaxy’s Edge tendrá dos grandes atracciones; una de ellas, Rise of the Resistance (Despertar de la Resistencia), ha sido descrita por Disney como una visita “desgarradora” a un Destructor Estelar que incluye un enfrentamiento cara a cara contra Kylo Ren. Hay talleres para construir tus propios sables de luz (por 199 dólares) y droides funcionales (a partir de 99 dólares). Por primera vez en Disneylandia tendrán a la venta bebidas alcohólicas, en Oga’s Cantina, donde un Dabogah Slug Slinger (con tequila) te costará 15 dólares y el vino blanco espacial tiene un tono azul brillante. Hay varios restaurantes con platillos temáticos, entre ellos un Ronto Wrap que es como un kebab de carne de cerdo con salchicha (los rontos son animales de Tatooine, el planeta desértico donde creció Luke Skywalker).

Galaxy’s Edge tiene nueve tiendas que ofrecen unos setecientos productos, prácticamente ninguno de los cuales está a la venta en otra parte, de acuerdo con Brad Schoeneberg, ejecutivo de Disney que desarrolló la estrategia de mercadotecnia. Uno de los lugares que más nos gustó es una tienda como de mascotas donde puedes “adoptar” a peluches, incluyendo los porgs (por 45 dólares), que hacen ruido y mueven sus alas.

Los parques de Disney normalmente ofrecen experiencias pasivas para celebrar: siéntate en una embarcación voladora para Peter Pan’s Flight o pasea mientras escuchas “It’s A Small World”. Galaxy’s Edge, en contraste, se trata de la inmersión: eres parte de la acción. De hecho, sí, puedes volar el Halcón Milenario. Disney siempre llama a sus empleados integrantes del elenco, pero aquí las 1600 personas que trabajan en Galaxy’s Edge lo llevan a otro nivel: todos son “residentes” de Baatu que dicen “Brillan los soles” para saludarte y mantienen siempre su papel cuando les haces una pregunta.