Viajes

Ahuyenta virus a turistas

Los sitios de Roma que eternamente están abarrotados, ahora están vacíos

Associated Press

jueves, 19 marzo 2020 | 13:46

Roma— Durante años Roma pareció tener sólo una temporada alta para el turismo, tomando en cuenta el eterno atractivo que tenía la capital italiana para los visitantes extranjeros.

Los turistas se arremolinaban alrededor de la monumental Fuente Trevi desde enero hasta diciembre, empujándose para darle un vistazo a ese lugar emblemático que no podían dejar de visitar.

Los viajeros se las arreglaban para acercase lo suficiente para aventar una moneda al agua, un acto que de acuerdo a la leyenda local, les garantizaba que iban a volver a visitar la ciudad.

Si el ritual del lanzamiento de la moneda realmente funciona y las multitudes de personas regresaran a Roma en este momento, verían lugares que nunca vieron antes, o por lo menos no de la misma manera como los vieron anteriormente.

El brote del coronavirus que ha colocado a Italia en un segundo lugar después de China en cuanto a casos confirmados ha vaciado los lugares emblemáticos de turistas– y de romanos.

Las fotografías tomadas antes y después de que surgieran grupos de personas infectadas en el norte de Italia espantaron al público, se cancelaron vuelos a Italia y se aplicaron restricciones en todo el país sobre los movimientos de las personas y sus interacciones, mostrando lugares que anteriormente estaban abarrotados, como el Coliseo o el Foro Romano, ahora están desprovistos de visitantes.

Mientras la pandemia se apodera de Europa y Estados, continúa disminuyendo en China, en donde surgieron los primeros casos del COVID-19 en el mes de diciembre.

Este jueves, ese país reportó un bajo récord de tan sólo 15 nuevos casos y fue cauteloso de monitorear a los recién llegados que regresaban con el virus de otros lados.

Más de tres cuartas partes de los pacientes de China se han recuperado.  La mayoría de la gente sólo ha tenido síntomas de leves a moderados, tales como fiebre o tos, aunque los síntomas pueden ser severos, incluyendo neumonía, especialmente en los adultos mayores y las personas que tienen problemas de salud.

La recuperación de los casos moderados toma unas dos semanas, mientras que la enfermedad más severa podría tomar de tres a seis semanas en desaparecer, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud.

En Roma, en donde el último vistazo mostró a un grupo de turistas en los escalones del centro de la plaza del Panteón, la imagen actual capta a una o dos personas sentadas muy alejadas una de la otra.

Usualmente, los vendedores mostraban sus objetos de recuerdo y bolsas falsas de diseñador sobre sábanas mientras competían por la atención de los turistas en el puente del Río Tiber y que conduce a un castillo construido sobre un antiguo mausoleo del emperador romano Hadrian.

Ahora, uno puede ver el Castillo de San Angelo en toda su imponente majestuosidad cuando se cruza el puente, ya que no se ve ni un alma.