PUBLICIDAD

Vamos

Una mujer de retos

Milagros Martínez Domínguez fue la primer mujer en entrenar a un equipo varonil en Japón, hoy a pesar del temor que sentía de venir a la frontera lleva ocho meses al frente de las Bravas logrando dar un giro de 180 grados en la escuadra femenil

Eduardo Morán / El Diario

martes, 07 marzo 2023 | 14:36

Lizeth Morales / El Diario

PUBLICIDAD

Nombre: Milagros Martínez Domínguez

Cargo: Directora técnica

PUBLICIDAD

Equipo: Bravas del FC Juárez

Fecha de nac.: 23 de abril de 1985

Lugar de nac.: Fuentelespino de Haro, España

Edad: 37 años

A pesar de los comentarios negativos que había escuchado acerca de Ciudad Juárez, la entrenadora española Milagros ‘Mila’ Martínez decidió aceptar la oferta de trabajo que le hicieron el año pasado las Bravas de Juárez y hoy, no solamente ha cambiado la cara del equipo, sino que también en ella ha cambiado el concepto que llegó a tener de esta frontera.

Nacida en Fuentelespino de Haro, de la provincia de Cuenca, como a hora y cuarto de Madrid en España, el 23 de abril de 1985, Mila sintió el gusto por el futbol desde muy pequeña, e incluso acompañaba a su padre al bar del pueblo para poder ver los partidos porque no había manera de verlos en casa.

“Nací en un pueblecito muy pequeño, de tan solo 150 habitantes, sí, muy muy pequeño, apenas juntábamos el grupo de amigos para poder hacer un partido de fútbol cuando éramos pequeños, lo recuerdo bien”, comenta la entrenadora de las Bravas.

Su familia es propietaria de una panadería en el pueblo natal de Mila,y ella tiene un mellizo y dos hermanos mayores.

A los 18 años salió de Fuentelespino de Haro para poder estudiar la universidad y fue entonces que empezó a dedicarse al futbol en un equipo de Segunda División, que después tomó como entrenadora y logró ascenderlo a Primera.

“Toda mi etapa de la secundaria y todo eso la pasé allí y pues sí que jugaba al futbol, me gusta mucho desde pequeñita el fútbol. Mi papá iba siempre al bar del pueblo a ver el fútbol porque antes no se podía ver ni en las casas, siempre en el bar, y yo me iba con él, recuerdo todos los hombres ahí viendo el futbol y yo la única niñita viendo los partidos. Pero sí que lo recuerdo que siempre me iba con él, o sea, nunca me perdía un partido y yo creo que por él es por el que agarré esta afición.”

En enero del 2019 Mila sale por primera vez de España para dirigir un equipo de hombres en Japón, pero la historia empezó un mes antes, en diciembre de 2018, cuando una compañera japonesa que vivía en España le habló para decirle que un club japonés de futbol varonil buscaba una entrenadora, a lo que ella simplemente respondió que les pasara su contacto y podían hablar.

“Es que me acuerdo perfectamente, el 20 de diciembre empezamos a hablar por email y el 30 de diciembre estando yo de comida con unos amigos me llega un email de ellos, ‘oye Mila hemos decidido que queremos que seas la entrenadora del equipo varonil en Japón’ y tal cual”, recuerda la entrenadora con una gran sonrisa mientras es entrevistada en las oficinas de ‘El Cuartel’ de las Bravas.

“Yo estaba con mi hermano y le dije vente a casa porque como le diga a mamá que me voy a Japón le va a dar como un infarto o algo. Y ya se bajó mi hermano conmigo a casa y le digo ‘oye mamá que tengo que decirte que me han dicho que sí de Japón’, y mi madre ‘¡noo,noo!’, así como si hubiera sido una tragedia enorme o así, y luego no quería que me volviera porque dice que estaba muy contenta allí, que me veía muy feliz.”

Su llegada a Japón no pasó desapercibida en el mundo y dio entrevistas para la prensa de 30 países, que querían conocer más de la única mujer en cien años de historia que había entrenado a un equipo varonil en el futbol nipón.

“Fue como una locura, sí, sí. Y allí estuve tres años. Me pilló la pandemia también, eso fue lo más complicado porque pues imagínate yo fui sola.”

-¿Cómo la recibieron los jugadores del equipo?

Pues al principio con duda, yo además lo veía, llegué y la primera charla que di con ellos estaban así (agachados) aparte de que los japonés son como diferentes, muy tímidos y muy reservados, y pues yo veía que agachaban la cabeza, que cuchichiaban con el de al lado, se reían, y yo decía igual me va a costar esto más de lo que pensaba.”

El año pasado, Mila fue contactada por la directiva de las Bravas, que buscaba una entrenadora que le cambiara por completo la cara al equipo y lo sacara de los últimos lugares de la tabla general en los que siempre quedaba desde que llegaron a la Liga MX Femenil a mediados del 2019.

La estratega española comenta que fue una negociación larga porque ella veía las noticias de la ciudad y le daba un poquito de miedo.

Después de varias charlas con los directivos, incluso con el jugador español de Bravos, Alejandro Arribas, y de haber dicho en un principio que no, Mila se animó a probar un nuevo reto en su carrera como entrenadora.

“Dije ‘bueno, pues igual que sí que puede ser buena oportunidad’, porque sí que tenía otras cosas en España, pero no era como entrenadora principal en Primera División, que era lo que aquí sí que se me ofrecía y dije ‘venga pues’. Yo en mi mente siempre decía ‘si no estás a gusto te vuelves, si no estás a gusto te vuelves’ en un semana, dos semanitas, lo que sea, pero pues mira ya llevo ocho meses aquí, o sea que bien.”

-¿Sentía miedo de venir a Ciudad Juárez?

“Un poquito si, por el tema de las redes sociales y así, pero luego es verdad que cuando he llegado aquí ningún problema, yo ya tengo hasta mi carro y voy por ahí yo sola y así, o sea, que fenomenal.”

Ahora Mila vive su segundo torneo al frente de las Bravas, a las que en verdad les ha hecho dar un giro de 180 grados. En el Apertura 2022 se quedaron a unos cuantos puntos de alcanzar un lugar en la liguilla y en el actual Clausura 2023 ocupan los primeros lugares y es el equipo sensación de la competencia.

El éxito que hasta el momento han alcanzado se debe, dice Mila, a la confianza que hay entre las jugadoras y que no tenían, así como a la unión que hay en el grupo, todas con un objetivo muy claro, que es calificar a la liguilla por primera vez en la historia de las Bravas.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search