Vamos

¿Te puedes teñir el pelo si estás embarazada?

Buenas noticias para las mom tu be, según expertos si pueden utilizar tintes mientras esperan bebé

Agencias

sábado, 15 mayo 2021 | 12:47

Entre las mil y un reglas no escritas de las futuras mamás, teñir el cabello en el embarazo es uno de los primeros temas que llega a la mente, sobre todo, de quienes precisan de coloraciones contantes o, simplemente, adoran los cambios de look.

Y es que tras años escuchando múltiples mitos al respecto, no es de sorprendernos que la preocupación sobre las sustancias químicas dentro de los tintes sea una de las más recurrentes las mom to be. Pero, ¿qué tan cierto es que debe limitarse su uso? ¡Por fin hemos dado con la respuesta!

Pese a ser cierto que los químicos contenidos en los tintes pueden ocasionar ciertas reacciones alérgicas e, incluso, el deterioro de la fibra la capilar, tras algunos estudios hechos por expertos y según un informe de la Organización de Servicios de Información Teratológica de Estados Unidos, se ha llegado a la conclusión de que sí es posible teñir el cabello durante el embarazo. Desde luego, con sus debidas precauciones y, preferentemente, después del primer trimestre.

Y es que se ha comprobado que aunque las sustancias que los confirman sí pueden llegar a ser absorbidas por el cuero cabelludo, actualmente las fórmulas de los tintes presentes en el mercado han mejorado, siendo mucho más suaves y delicadas con la piel. Una gran ventaja para las adeptas a las coloraciones pues, al ser mínima la concentración química, disminuye el riesgo de que esta llegue al torrente sanguíneo, dañando al bebé.

Eso sí, al ser un proceso químico bastante fuerte, algunos dermatólogos desaconsejan teñirse el pelo durante el embarazo ya que puede desencadenar problemáticas severas de la piel, cuyo tratamiento podría verse dificultado al ser limitadas las opciones de medicamentos que pueden consumir las futuras mamás.

Mujer embarazada con el cabello teñido de rubio

Aunque sí es posible teñir el cabello durante el embarazo, los expertos aconsejan mantener tus precauciones.

Si bien los expertos afirman que la aplicación de tintes no representa ningún peligro para el bebé, si no te sientes muy segura al respecto lo ideal es esperar algún tiempo, sobre todo, si te encuentras incursionando en el mundo de las coloraciones.

Y es que siendo los primeros meses de embarazo los más cruciales en cuanto a la formación de órganos vitales y cuerpo del bebé, lo más recomendable es que evites cualquier contacto químico por lo menos hasta el segundo trimestre, para prevenir cualquier afección.

Lee las etiquetas con detenimiento

Aunque repetidamente los expertos de la salud ya han confirmado que es seguro teñir el cabello en el embarazo, sí se recomienda que leas meticulosamente las etiquetas de los productos para evitar cualquier tipo de reacción alérgica o eczemas. Una práctica que, con bebé en camino o no, deberías tener siempre presente.

Esto evitará que desarrolles síntomas que precisen de medicamentos que, a final de cuentas, no podrás tomar debido tu condición de premamá. Créenos, evitarás pasar un mal rato en nombre de la belleza.

Opta por técnicas sencillas de coloración

Podremos adorar las coloraciones complejas que están en tendencia, sin embargo, lo ideal es apostar por una técnica en bloque tradicional o mechas sencilla. Esto, más allá de una cuestión estética, es una medida que evitará que estés en contacto con múltiples químicos por un largo rato, ayudándote a prevenir alergias o hasta náuseas y mareos e, incluso a espaciar tus visitas al salón.

Busca alternativas naturales

La mejor opción para teñir el cabello en el embarazo es emplear fórmulas suaves y naturales, libres de acetato de plomo, amoniaco, peróxifos u otros derivados del petróleo. Algunos de los tinte más efectivos que puedes probar son la henna, los shampoos o mascarillas con color y las mezclas caseras vegetales elaboradas con ingredientes como el café.

Haz una aplicación correcta

Si estás planeando teñirte el cabello tú misma, siempre recuerda emplear guantes y una brochita para impedir el contacto directo del químico con tus manos, además de hacerlo en una habitación bien ventilada y sin exceder el tiempo de aplicación indicado.

Una vez que hayas terminado, asegúrate de lavar bien tu melena para evitar que queden residuos que pueda resultar tóxicos para la piel además de prevenir que el cabello se debilite y se dañe.

Espacia las aplicaciones

Toma en cuenta que durante el embarazo, la condición del cabello puede llegar a variar. Aunque para muchas se trata de un periodo en el que pueden lucir una melena mucho más brillante y bonita, para quienes no tienen la misma suerte puede ser una fase en la que se debilita la hebra capilar con mayor facilidad.

Por ello, evitar las coloraciones continuas, no solo evitará que estés constantemente expuesta a los químicos del tinte, también prevendrá que tu cabellera se reseque, se quiebre y se caiga fácilmente.