Vamos

Sigue la tradición familiar

A Emesfor Cayetano su papá le enseñó a preparar camotes y plátanos machos cocidos al vapor, aderezados con leche condensada y miel, un postre que ofrece por las noches en las calles de la ciudad

Natalia Piña / El Diario

viernes, 11 diciembre 2020 | 12:43

CITA

“Me gusta ofrecer lo mejor. Para que salga y para que el cliente se vaya contento, que es la prioridad”,

Emesfor Cayetano, 

‘camotero’

Cuando dan las primeras horas de la noche y el frío comienza a acechar las calles de Ciudad Juárez, por algunas zonas se puede escuchar fuerte y claro el distintivo silbido de un carrito de camotes.

Detrás de este sonido, y más allá de un vendedor ambulante que empuja entre las avenidas el sustento de toda una familia, se encuentra un hombre que desempeña un oficio de herencia, uno de aquellos que con el paso de los años parece ser que se desvanece entre recuerdos.

Emesfor Cayetano, por ejemplo, es en Ciudad Juárez uno de los pocos ‘Camoteros’ que mantienen viva esta tradición. Desde hace seis años él transporta en su carrito de acero dos productos característicos: camotes y plátanos cocidos al vapor. 

“Esta tradición me la enseñó mi papá. Yo aprendí de muy chico con él y hace seis años yo empecé a trabajar en esto”, plática Cayetano a El Diario de Juárez desde una de las aceras de la calle Pedro Rosales de León, que es una de las zonas que visita cada 15 días para comercializar los frutos. 

Mientras Emesfor expresa sentirse orgulloso por la unión que tiene con su padre y por haber heredado este trabajo, de su carrito saca un plato desechable, luego coloca en él camote cocido al vapor y lo baña en miel y leche condensada. Luego procede a entregarme el plato y lo primero que noto es el calor y el dulce olor que despide.

Gracias a la leña con la que funciona el carrito, el camote se conserva caliente y puede disfrutarse a cualquier hora. Igual sucede con el plátano macho, que se empapa con media crema y lecha condensada o dulce de leche, dependiendo del cliente. 

“El producto yo se lo recomiendo a mucha gente porque a pesar de que es un producto que no toda la gente lo conoce, tiene muchas propiedades. Es una fuente de propiedades naturales, por ejemplo, para los que hacen ejercicio tiene mucha vitamina, da mucha energía”, asegura el vendedor. Sin embargo, las propiedades del camote y el plátano pasan a segundo plano cuando se prueban en esta presentación. Son simplemente deliciosos, más en esta temporada en la que el paladar exige comida caliente y dulce.

Por último, el originario de Oaxaca y juarense por adopción (vive en la frontera desde hace 15 años), comenta que los viernes, sábados y domingos, de tres de la tarde y hasta las ocho de la noche, tiene un carrito de camotes ubicado a las afueras del S-Mart de la avenida Ejército Nacional, y que cada 15 días visita las colonias que se encuentran cerca del Colegio de Bachilleres Plantel Número 5, que es dónde vendía camotes y plátanos antes de que las escuelas detuvieran sus actividades debido a la pandemia. 

Además, explica que quienes estén interesados en comprar, pueden comunicarse con el directamente para localizar su carrito al número: (656) 577 8154, ya sea por llamada o por WhatsApp. 

Carrito de camotes 

Se venden camotes con miel y lechera y plátano macho con media crema y lechera 

S-Mart de la avenida Ejército Nacional

Viernes, sábado y domingo de 3:00 a 8:00 p.m.

Para más información o para localizar al carrito de camotes, comuníquese al número (656) 577 8154 con Emesfor Cayetano