Vamos

¡Quiero una casa!

Lo primero que se debe pensar al querer adquirir un bien raíz es pensar en el crédito

Brisa Frías/ El Diario

sábado, 24 abril 2021 | 12:13

La idea de comprar una casa hace tanta ilusión que a veces fantaseamos en cómo queremos que ésta sea, pero ni idea tenemos de por dónde empezar.

Si nos situamos en la realidad, es claro que lo primero que hay que considerar es el crédito que se habrá de solicitar para adquirir la vivienda. Y es justo el momento en que surgen más dudas. ¿Cuántos tipos de crédito hay? ¿Cuál en mi caso es el más conveniente? ¿Cómo lo solicito?... y así, la lista sigue.

Créditos hipotecarios

Los esquemas de crédito hipotecario que ofrecen tanto instituciones gubernamentales como privadas son diversos, por lo que es aconsejable conocer detenidamente sus beneficios y los requisitos que habrán de pedirte.

De hecho, antes de sentarte frente a un asesor, hay datos que ya deberás tener en mente, como tu presupuesto y el valor máximo de la casa que quieres para ti. Así también, hay otra información que deberás investigar. Si quieres darte una idea de lo que necesitas para solicitar un crédito, continúa leyendo.

Valor máximo de la vivienda

Es muy importante estar consciente del tope del precio de la vivienda que podrás adquirir, de hecho, este monto es determinante para fijar las condiciones del préstamo.

Ya con la cantidad establecida, el banco fija la cantidad que otorgará al solicitante, el plazo en que deberá saldar la deuda y las mensualidades.

También saber el valor de la vivienda encaminará a la persona al tipo de crédito que más le conviene, es decir, si éste será tradicional, individual, conyuga, si el subsidio se pedirá únicamente al gobierno (sea Infonavit o Fovissste) o si requerirá de otro por parte de un banco.

Monto de financiamiento

Como ya se dijo, será la institución financiera la que va a establecer el monto que va a financiar. Habrá que ver si es suficiente para adquirir la casa que se tiene en mente.

Hay que analizar de igual manera cuál es el porcentaje que ese crédito alcanza a cubrir del total de la deuda; en algunos casos, sobre todo cuando el crédito es mancomunado, puede llegar a cubrir hasta el 90 por ciento del valor de la vivienda.

Plazos

Asimismo, la institución financiera fijará los plazos en que deberá saldarse la deuda, lo que tendrá que ver con el monto solicitado.

Por lo general, los plazos para este tipo de crédito hipotecario otorgado por los bancos va entre los 5 y los 20 años; sin embargo, Infonavit y Fovissste extiende este plazo, que puede llegar hasta los 30 años.

Es muy importante para el solicitante comparar esquemas de crédito y elegir bien, porque los plazos determinarán el monto mensual de la hipoteca, gasto que deberá tener contemplado durante todo el tiempo que dure la deuda.

Tasas de interés

He aquí otro punto importante a considerar. Este porcentaje extra que se agrega a la deuda como garantía de recuperación por parte de la institución crediticia puede ser fijo o variable, por lo que el solicitante del crédito deberá conocer bien qué cantidad estará pagando por este concepto durante todo el tiempo que adeude su vivienda.

¿Cómo lo solicito?

Si hasta este momento todo va bien, si la cantidad solicitada es suficiente y los plazos y las tasas de interés parecen ser convenientes, entonces es tiempo de solicitar el crédito.

La serie de requisitos que las instituciones van a pedir son diversos y tienen que ver con la solvencia económica que tenga la persona interesada. 

Por ejemplo, Infonavit pide que el solicitante sea un trabajador activo, que realice aportaciones a la Subcuenta de Vivienda, que tenga los puntos necesarios y que compruebe que tiene la capacidad para pagar.

En los bancos cualquier persona puede solicitar un crédito, pero la institución tendrá libertad de imponer condiciones y en su caso, negar el préstamo.

Con información de la guía de créditos hipotecarios de vivanuncios.com.mx