PUBLICIDAD

Vamos

Que lo revise quien sabe

Si crees que tu mascota está enferma, lo mejore es llevarlo con un veterinario para que le haga un examen físico y encuentre el problema

Brisa Frías/ El Diario

sábado, 30 abril 2022 | 13:20

PUBLICIDAD

¿Has notado un cambio en el comportamiento normal de tu mascota? ¿Casi no come, duerme mucho, no tiene la misma actividad? Pues no hay tiempo que perder, llévalo con el experto para que le haga una revisión en forma.

El chequeo o revisión veterinaria permitirá al especialista detectar alteraciones fisiológicas que pudieran estar causando problemas a las mascotas; de detectarse tempranamente, el diagnóstico sugerirá el tratamiento adecuado.

PUBLICIDAD

Crystal de Santiago, médico veterinario zootecnista del Hospital Minizoo, explicó en qué consiste la revisión que se le hace al paciente cuando llega a consulta.

“Al momento que nosotros hacemos un examen físico checamos las constantes fisiológicas, esto quiere decir, su frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria, cómo se escuchan sus pulmones, el porcentaje de deshidratación, si las mucosas están húmedas o tienen algún tipo de secreción, sus linfonodos, que no estén inflamados, la temperatura, su condición corporal y el peso. Es lo básico que revisamos”.

Agregó que aunque ninguno de estos signos arroja un dictamen, con las alternaciones se puede sospechar de ciertas enfermedades, y ya con las pruebas dar con el diagnóstico y un pronóstico más certero.

De esta valoración inicial, el médico indicará exámenes que dependerán de varios factores, como la edad de la mascota y la exposición, es decir, si está vacunado o no.

“En perritos jóvenes vamos a ver distintas enfermedades que los que están en edad adulta. En los cachorritos lo primero que tenemos que descartar son las enfermedades virales y parasitarias. Entre las virales ahorita hay un brote de distemper o moquillo, pero no es nada más en cachorros, también se da en adultos que han sido pobremente inmunizados o que no tiene vacunas”.

“En adultos sospechamos de otras cosas propias de su edad, como insuficiencia renal, hepática, algún tumorcito, o en casos de animalitos que comen lo que no deberían, pueden presentar cuadros de indiscreción alimenticia, y esto se puede confundir con una enfermedad viral o parasitaria”.

Sobre esto último, de Santiago puso como ejemplo aquel perro que está acostumbrado a comer croquetas y que corre con ‘suerte’ de llevarse a la boca una salchicha que a alguien se le cayó. El animal puede llegar a presentar al día siguiente vómito y diarrea de manera tan frecuente que requerirá hospitalización sin que la fuente sea vital, “pero al haber una descompensación, puede llegar a ser fatal por la deshidratación”.

Cuidados en casa

Las mascotas, sean perros o gatos, requieren de ciertos cuidados que el amo debe proveer.

Por ejemplo, más además alimentarlos y darles cobijo, hay cuestiones en el manejo que deben considerarse. 

De Santiago recomendó que en verano se retire el alimento al perro, pues las croquetas contienen grasa y se pueden poner rancias por el calor.

“Es importante no dejar el alimento a libre acceso, hay que colocarlo en las horas más frescas porque con el calor pierden propiedades y sabor y el perro ya no se las va a comer”.

Otro consejo es no excederse en los baños. El perro debe bañarse cada 21 días, no menos de eso, a reserva de que tenga un problema dermatológico y el médico lo haya indicado.

Lo anterior se hace para no desgastar la grasa natural del animal, lo cual puede provocar alteraciones como resequedad en la piel y pérdida de pelaje.

Respecto a los gatos, la especialista dijo que la mayoría de sus problemas tienen origen en el manejo por parte del propietario.

Los areneros, indicó, dependerán del número de gatos que haya en casa. “Si tenemos dos gatos, mínimo debe haber tres areneros, es un por gato y otro extra. Tiene que estar a un metro y medio de distancia uno de otro. También a metro y medio del alimento. El alimento y el agua no van juntos, porque el gato mastica y empieza a tirar cachitos, si ensucia su agua no va a tomar, entonces se nos deshidrata y se presenta una insuficiencia renal, entre otras cosas”.

FUENTE: Crystal de Santiago/Médico Veterinario Zootecnista/Hospital Minizoo/Bulevar Óscar Flores 5553/Teléfonos: 656 837-1301 y 656 837-1302.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search