PUBLICIDAD

Vamos

Por las calles de Estados Unidos

Tan multiculturales como sus habitantes, sus estilos de pizza; sin embargo, el ícono de la ciudad ventosa es la deep dish

Nayeli Estrada / Agencia Reforma

miércoles, 06 julio 2022 | 17:34

| Chicago | Dodger dog | Philly cheesesteak | Muffaletta | Lobster roll

PUBLICIDAD

Tan multiculturales como sus habitantes, sus estilos de pizza; sin embargo, el ícono de la ciudad ventosa es la deep dish. La tradición pizzera llegó hasta aquí de la mano de los migrantes italianos, a finales del siglo 19, y fue conservada gracias a la añoranza de las nuevas generaciones.

De base gruesa y crujiente, rellena de queso mozzarella, carne y salsa de tomate, la creación de este estilo de pizza ítalo estadounidense se remonta a 1943 y es atribuido a Uno Pizzeria, en el Near North Side.

PUBLICIDAD

Una delicada capa de aceite de oliva cubre el recipiente -similar a un molde para hornear bizcocho- para que la masa de sémola y harina desarrolle esa cautivadora costra dorada y crujiente. Sobre ella, tomates triturados, carnes y queso fundido dan vida a este ícono culinario de Chicago.

Pruébala en: Gino's East. 162 E Superior St.

Dodger dog

En: Los Ángeles

Ninguna ciudad de Estados Unidos consume tantos hot dogs como Los Ángeles -así lo documenta el Consejo Nacional del Hot Dog y las Salchichas- y el Dodger Stadium es en buena parte responsable de ello con su emblemático Dodger dog.

La autoría de este bocado se acredita al neoyorquino Thomas Gregory Arthur, concesionario del estadio y tripulante del bombardero B-24 durante la Segunda Guerra Mundial. Arthur tomó la idea de su marca favorita  Nathan's cuando los Dodgers se mudaron de Los Angeles Memorial Coliseum al Dodger Stadium, en 1962.

Existen dos versiones: la clásica (al vapor) y la ahumada; ambas con salchicha de 30 centímetros y  coronadas con cebolla picada, pepinillos, salsa catsup y mostaza americana.

Pruébalo en: Dodger Stadium, Los Ángeles

Philly cheesesteak

En: Filadelfia

El antojo insignia de las calles de Filadelfia es un sándwich en pan alargado relleno con trozos de carne de res y queso derretido. El crédito de su invención se le da a Pat's King of Steaks, que en los 30 era un carrito parrillero ubicado a unos pasos del mercado italiano.

Pat Olivieri, copropietario del puesto, arrojó a la parrilla carne de res para preparar un sándwich que pronto se popularizó entre los locales. La mezcla original no incluía queso, se complementaba sólo con cebolla. Las rebanadas de provolone se colaron en la receta una década después y más tarde lo haría el pimiento.

Un pan crujiente por fuera y suave por dentro es fundamental en la preparación y estructura de este sándwich; tanto así, que muchos restaurantes de la zona sólo confían en los horneados de Amoroso, que se ha especializado en la materia desde 1915.

Pruébalo en: Pat's King of Steaks. 1237 E Passyunk Ave.

Muffaletta

En: Nueva Orleans

Pan de sésamo, salami de alta calidad y una extraordinaria ensalada de aceitunas son elementos esenciales en la fórmula de este famoso sándwich cuya creación se atribuye a migrantes sicilianos llegados al puerto en el siglo 19 y establecidos cerca del mercado francés, en el barrio llamado Pequeño Palermo.

Los panaderos de la zona ya horneaban un pan conocido como muffuletto, pero fue Salvatore Lupo en el Central Grocery, quien atento a las necesidades de su clientela, sirvió por primera vez esta creación en 1906, pues se dio cuenta de al parar en su tienda, los granjeros usualmente compraban una hogaza de pan, carnes frías, aceitunas y queso, que comían de pie o apoyados sobre el regazo.

Aquel pan sirve aún de manto a ensalada de aceitunas, salami genovés, jamón, mortadela y quesos provolone y suizo.

Pruébalo en: Central Grocery and Deli. 923 Decatur St.

Lobster roll

En: Costa Atlántica

Connecticut, Maine y Nueva York pelean su autoría; sin embargo, la primera referencia escrita, que data de 1929, ubica este sándwich en el restaurante Perry's en Milford, Connecticut.

De acuerdo con la autora Rebeca Charles, este bocado fue definitivamente una creación del siglo 20, pues el pan para hot dog apareció en el panorama culinario estadounidense en 1912.

El común denominador de sus interpretaciones es la jugosa y suave carne de langosta con mantequilla, abrazada por el suave horneado y una buena ración de papas fritas para acompañar; algunas versiones frías incluyen apio, cebolla, mayonesa y cebollín.

El verano es su momento, dado que las mejores langostas migran al norte buscando aguas más frías.  

Pruébalo en: The Clam Shack. 2 Western Ave, Kennebunk

Fuentes: The New York Times, Visit Filadelfia, Pizza City USA y The Oxford Companion to American Food and Drink

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search