Vamos

Pal’ antojo

¡Qué nivel! . Taco Santo tiene de suadero, tripita y vegano, para empezar, luego puedes pedir lo que sigue en tortilla amarilla, azul o en costra de queso

Brisa Frías/ El Diario

lunes, 12 abril 2021 | 11:02

En Taco Santo no hay pretensiones. Lo que es ves lo que es. Y si lo que ves ya de entrada te gustó, espera a probar algo del menú.

Ubicado en el mero corazón de la colonia Hidalgo, en la esquina de Tepeyac y Panamá, está un pequeño restaurante que acoge a los antojadizos tanto en el interior como en el área de la banqueta, donde se disponen mesas y bancos  para mayor aforo.

De diseño atractivo, sus tonos rojos, sus ladrillos y jardineras aportan colorido al barrio. Ya dentro, en cuanto dan las tres de la tarde el comedor se va llenando de visitantes nuevos y de los ya cautivos clientes que siempre regresan por más.

Y es que no es para menos. ¡Qué nivel de taco, señores! El taco estrella en definitiva es el de suadero, pero no está nada mal pedir de una vez el de chorizo, bistec, pastor, buche o prensando. O todos juntos.

El extra de Taco Santo está en las opciones que brinda al momento de ordenar. Puede ser el taco normal, en tortilla de maíz, o bien, se puede convertir en ‘santo’, con costra de queso, o en ‘azul’, de tortilla de masa azul.

Si algún acompañante pone pretextos para no ir, esos quedan fuera en cuanto saben que hay tacos veganos, de exquisito huitlacoche y champiñones, además del taco keto, que se sirve sin tortilla, en costra de queso.

El horario de Taco Santo es de miércoles a domingo de 3 de la tarde a 10 de la noche, sin embargo, los domingos hay un menú tempranero, pues desde las 8:30 de la mañana se sirve barbacoa, menudo y birria.

Con menos de un año de haber abierto sus puertas, en plena pandemia, Taco Santo disfruta de la aceptación del público y de un éxito conquistado con mucho esfuerzo.

El proyecto de la taquería lo emprendió Israel Calderón, apoyado por su hermana Eunice. Él ingeniero, y ella chef, ambos pusieron mente y corazón para echar a andar el negocio el verano pasado.

Eunice platica que pese a lo oscuro del panorama, por la situación que actualmente prevalece en el mundo, ella considera que la pandemia motivó a muchas personas a emprender negocios. Ese fue su caso.

“Tuvo que ver que a todos nos removió el no tener nada seguro, la inseguridad fue el empuje”, comenta.

Por ese motivo, ella aportó sus conocimientos sobre el recetario, la cocina y la implementación de procesos, mientras que su hermano hizo fuerte el aspecto administrativo.

“Ninguno de los dos hemos dejado de trabajar en nuestros trabajos de planta y hasta mi cuñada está muy metida”, agrega Eunice.

Taco Santo también le dio oportunidad de trabajo a personas migrantes, como a su jefe de cocina que llegó de Cuba.

Taco Santo

Tepeyac 2169. Colonia Hidalgo

Abierto de miércoles a domingo de 3:00 a 10:00 p.m.

Menú dominical matinal de 8:30 a.m. a 2:00 p.m.