Vamos

Ni la pandemia lo detiene

El veterano Tom Brady se enfrenta al joven quarterback patrick Mahomes este 7 de febrero en el juego del Super Bowl LV; The Weeknd será el espectáculo principal del medio tiempo

Internet

Eduardo Morán / El Diario

viernes, 29 enero 2021 | 15:06

La experiencia del veterano mariscal de campo Tom Brady será puesta a prueba por la juventud del quarterback Patrick Mahomes el próximo 7 de febrero cuando los dos estén frente a frente en el Super Bowl LV que se jugará en Tampa, Florida.

Brady jugará el décimo Super Bowl en su carrera profesional y buscará sumar el séptimo trofeo Vince Lombardi en su cuenta personal, aunque esta vez lo hará con un equipo diferente, pues para la temporada 2020 de la NFL se enroló con los Bucaneros de Tampa Bay después de haber jugado con los Patriotas de Nueva Inglaterra desde el año 2000.

Mahomes, a quien varios analistas señalan como el sustituto de Brady, llega como el actual campeón de la NFL junto a los Jefes de Kansas City, por lo que buscará conseguir una vez más el mismo éxito que obtuvo en febrero del 2020. El pasado 24 de enero en la final de la Conferencia Americana, Mahomes guió a Kansas a derrotar a los Bills de Búfalo 38-24.

Primera vez

Luego de 54 ediciones esta es la primera vez que la ciudad sede del gran juego del domingo verá en el emparrillado a su equipo local. El partido se jugará en el Raymond James Stadium de Tampa y la Conferencia Nacional estará representada por los Bucaneros, que el pasado domingo derrotaron 31-26 a los Empacadores de Green Bay.

Será la quinta ocasión que el Super Tazón se juega en el área de Tampa y tercera en el Raymond James Stadium, donde también se celebraron las ediciones XXXV y XLIII.

Además, es la cuarta vez en la historia de la liga que este partido se jugará en el mismo estado en años consecutivos y primera desde que Florida fue anfitrión en el 2009 y 2010.

Tres títulos combinados

Entre Jefes y Bucaneros apenas suman tres trofeos Vince Lombardi en la historia moderna de la NFL. Si bien Kansas City lo conquistó el año pasado al derrotar 31-20 a los 49s de San Francisco, le llevó 50 años regresar al gran juego y ganarlo después de haber derrotado 23-7 a los Vikingos de Minnesota el 11 de enero de 1970.

Los Jefes tienen el honor de haber tomado parte en la que es considerada la primera edición del Super Bowl, misma que perdieron el 15 de enero de 1967 con los Empacadores de Green Bay, 35-10.

Para los Bucaneros de Tampa Bay esta es apenas su segunda visita al gran juego, después de haber llegado a la edición XXXVII, en la que superaron a los Raiders de Oakland 48-21 el 26 de enero de 2003.

Un año diferente

Contrario a lo que se ha acostumbrado en las ediciones anteriores y debido a la contingencia sanitaria, para la edición LV no habrá los acostumbrados festejos previos y los equipos no llegarán con una semana de anticipación a la ciudad sede, aunque en esta ocasión Tampa estará en su propia casa.

Así, los Jefes de Kansas City harán su arribo a la ciudad de Florida dos días antes del juego.

Al estadio estará permitido el ingreso de 14 mil 500 aficionados con boleto pagado, pero a ellos se sumarán 7 mil 500 trabajadores de salud.

Show de medio tiempo

A la par del partido que se desarrolla sobre el emparrillado, millones de aficionados esperan el Super Bowl para ver el espectáculo del medio tiempo, que en esta ocasión estará a cargo del cantante canadiense The Weeknd, uno de los más existosos durante el 2020 y que rompió récords con su álbum ‘After hours’ y con el sencillo ‘Blinding Lights’.

El tres veces ganador del premio Grammy anunció la noticia el pasado noviembre.

“Todos crecimos viendo los espectáculos más importantes del mundo en el Super Bowl y uno solo puede soñar con estar en ese lugar. Me siento honrado, con humildad y emocionado de ser el centro de ese escenario este año”, declaró en aquella ocasión The Weeknd en un comunicado oficial.