Vamos

Limpia las paredes de tu hogar y recuperar su color original

Que tus paredes no hablen mal de ti, mantenlas libres de manchas, moho y grietas que puedan afectar su aspecto e infraestructura. ¡Aquí te decimos cómo!

El Diario

lunes, 18 mayo 2020 | 13:08

Que tus paredes no hablen mal de ti, mantenlas libres de manchas, moho y grietas que puedan afectar su aspecto e infraestructura. ¡Aquí te decimos cómo! 

El paso del tiempo y las temperaturas extremas pueden repercutir en las paredes de tu hogar, dándoles un aspecto de deterioro y descuido. Y aunque muchas de las manchas y grietas que salen en ellas son inevitables, por fortuna se pueden arreglar sin tener que invertirle mucho tiempo o presupuesto.

Nuestros expertos de limpieza en The Home Depot nos ayudaron a preparar una breve guía para que puedas limpiar y reparar tus paredes para recuperar su color original. ¿Listo?

Protege tus muebles

Usa sábanas viejas, periódico o plástico para cuidar que tus muebles no se manchen o se mojen. También procura mover los sillones y cuadros que estén en la pared para que tengas un amplio espacio de trabajo. 

Sacude las paredes

Antes de comenzar a limpiar y lavar las paredes, asegúrate de que no tengan polvo ni telarañas. Si es el caso, sacude y desempolva con un plumero, una escoba o un trapo seco. Las zonas más difíciles de alcanzar y las que más debes limpiar son las esquinas, ¡que no se te pasen! 

Para limpiar manchas

La mayoría de las manchas se quita con una simple combinación de agua caliente y jabón. Si ves que es necesario usar algo más fuerte, intenta con una mezcla de vinagre blanco y agua caliente. Una vez que tienes la mezcla que necesitas, talla las manchas de la pared con una esponja o un trapo. Es recomendable comenzar a hacerlo de arriba a abajo e ir secando conforme terminas de tallar para evitar las marcas de goteo. 

Repara grietas

El paso del tiempo y la exposición al frío, al calor y la humedad, pueden generar grietas en las paredes. Si la grieta es pequeña, puedes repararla fácilmente en casa. De lo contrario, lo mejor será llamar a un experto. En caso de que sea una grieta angosta, puedes llenarla de resanador con una espátula, después de haber sacudido el área. Cuando termines de resanar y la plasta esté seca, límala para emparejarla y dejar la textura al ras de la pared. 

Pasa una capa de pintura

Para el toque final, y si es necesario, pasa una capa de pintura sobre la pared. Así borraras los rastros de manchas o grietas resanadas. Con este último retoque, tus paredes quedarán limpias y se verán como nuevas.