Vamos

La última y nos vamos

Todos listos para llegar a la meta del maratón Guadalupe Reyes con una deliciosa rosca

Brisa Frías/El Diario

jueves, 02 enero 2020 | 13:01

Un nuevo año comienza y aunque los propósitos regularmente exigen una restricción en el consumo de azúcar, por aquello de cumplir la meta de bajar de peso y cambiar de hábitos, la verdad es que las tradiciones siempre harán que uno caiga en la tentación.

La más próxima llega este 6 de enero con la celebración del Día de Reyes y su correspondiente partida de rosca.

Ese panecito dulzón que a recientes fechas ha mejorado su versión, pues además de la rosca tradicional hay rellenas de queso crema, crema Bavaria y chocolate, es el motivo ideal para iniciar un nuevo ciclo compartiendo buenos momentos con los seres queridos.

Pero, como en la vida, no todo es miel y dulzura. Quien tenga en su rebanada el ‘monito’ deberá comprar los tamales el 2 de febrero.

La tradición 

Se sabe que la tradición de reunirse la noche del 6 de Enero en una merienda alrededor de una rosca de pan dulce, se inicia en la edad media en Europa, principalmente en Francia. En aquella época se escondía un haba o confitura como símbolo del cuerpo de Cristo; quien la encontraba, estaba obligado a presentar al Niño Dios, del nacimiento de la casa, en la Iglesia cercana el 2 de Febrero. En México la costumbre fue traída por los misioneros españoles durante la evangelización de los naturales de la Nueva España, y encontró campo propicio para enraizarse.

La noche previa, llegan los Reyes Magos con regalos para los niños de la casa, recordando así los presentes que cada uno de los Sabios de Oriente le llevaron a Jesús, como Rey de los Judíos. En la noche se reúne la familia a compartir la rosca acompañada de una taza del autóctono chocolate con leche o en algunos casos un sabroso champurrado. 

Cada invitado corta un pedazo de rosca y quien encuentra la figura es el padrino o madrina del Niño y el 2 de febrero, día de la Candelaria, así señalado por marcar la fecha en que se encienden las candelas por la purificación de la Virgen María, deberá presentar al niño debidamente vestido a la iglesia para su bendición, y posteriormente realizar una merienda a base de tamales y atole para agasajar a sus "compadres" e invitados.

Julia Cuisine

Tradición que sobrepasa las dos décadas, en todas las sucursales de Julia Cuisine habrá rosca de reyes, chica y grande.

Obviamente, además del sabor exquisito que le da a la rosca el conjunto de selectos ingredientes, las dos versiones llevarán sus respectivos monitos.

O’Cake

La rosca tradicional se puede encontrar en las dos sucursales de esta pastelería (Gómez Morín y Valle del Sol), pero también una variada oferta de versiones rellenas.

Además de la rosca rellena de acitrón y cajeta, están la cinamon roll, la de crema Bavaria, la ‘cran-apple’ con manzana, arándanos y crema Philadelphia, la de crema batida y frutos secos, y la ‘de la casa’, rellena con queso crema, chabacano, arándanos, moras, pasas, cerezas y nuez.

Suspiros 

Hay más de 10 sucursales de Suspiros en toda la ciudad y en ellas encontrarás las más ricas roscas de reyes.

Pasa por tu rosca a las pastelerías ubicadas en: Plutarco Elías Calles, Gómez Morín, Pradera Dorada, Valle del Sol, Las Torres, Jilotepec, Azteca y Ejército Nacional, entre otras que puedes ubicar en su página de Facebook.

La Tía Lupe

Manuel Gómez Morín 6915

Ejército Nacional 7624

Pastigel

Hermanos Escobar 2182

Sanborns

Paseo Triunfo de la República

Misiones

La Espiga de Oro

Plutarco Elías Calles y Simona Barba

Gómez Morín (a un costado de El Chaparral)

Dulce Truco

Manuel Gómez Morín 7443, local 12