Vamos

Hay que cruzar los dedos

La larga pandemia ha propiciado que se pospongan varios planes de viaje. No obstante, quizá, pronto, podamos volver a armar itinerarios

Patricia Miranda / Agencia Reforma

viernes, 31 diciembre 2021 | 14:17

La larga pandemia ha propiciado que se pospongan varios planes de viaje. No obstante, quizá, pronto, podamos volver a armar itinerarios. Para cuando llegue el momento de volver a realizar travesías pondremos las alarmas para llegar a tiempo a nuestros destinos. Que estos relojes alrededor del mundo, que con sus peculiares historias cautivan a los viajeros, te inspiren a conocerlos -cuando llegue la hora- en compañía de tus familiares y amigos.

Historias para contar

¿Quieres conocer más sobre el Rathaus-Glockenspiel, en Múnich?... Cada día, a las 11:00 y a las 12:00 horas, (así como a las 17:00 entre marzo y octubre), abajo del reloj de la torre del Nuevo Ayuntamiento de Marienplatz se presentan dos escenas históricas sobre la región.

La primera muestra una justa entre caballeros que se realizó en 1568, como parte del marco de los festejos por la boda del Duque Guillermo V de Baviera y Renata de Lorena. Otro número, en el nivel inferior, presenta a unos fabricantes de barriles que, se cuenta, bailaron para alegrar a los habitantes, luego de que la peste dejara estragos.

Más información: www.destination-munich.com/munich-glockenspiel.html

Gran Punto de encuentro

El Steam Clock, de Vancouver, está localizado en Gastown, el barrio más antiguo de esta ciudad canadiense, donde hay calles empedradas, construcciones victorianas y una vibrante escena gastronómica. Para muchos, este reloj podría remitir a eras anteriores, debido a su diseño y a que parte de su funcionamiento está impulsado por un motor de vapor.

Sin embargo, en realidad fue construido en 1977. Además de ser un espacio popular para tomar fotografías, el Steam Clock atrae a espectadores que se congregan para ver y escuchar cómo del mismo, cada 15 minutos, sale vapor y un adictivo sonido.

Más información: britishcolumbia.com/thingsto-do-and-see/attractions/ gastown-steam-clock/

Una obra para admirar

El Reloj Astronómico de Praga, en la República Checa, es una de las grandes atracciones de Europa. Se encuentra en la Torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja. Vale la pena observar esta maravilla con cuidado, ya que , además de la hora, indica las posiciones del Sol y la Luna.

Presume, además una serie de personajes de personajes, como la Vanidad, la Avaricia y la Muerte. Cada hora el reloj presenta un famoso espectáculo en el que se abren dos ventanas y se puede observar la procesión de los 12 apóstoles.

Más información: www.visitczechrepublic.com/es-ES/ search/reloj%20praga

Todo un ícono

Nadie puede irse de Londrés sin observar el Big Ben, oficialmente, este nombre se refiere a la campana de la Torre de Isabel. Sin embargo, el término, también se usa a menudo para aludir a toda la estructura y al reloj. Sus orígenes datan de 1834, cuando el antiguo Palacio de Westminster quedó destruido por un incendio y se buscaron opciones para reconstruirlo. El reloj comenzó a operar el 31 de mayo de 1859. Abajo de cada cara, está en latín el texto "Dios guarde a nuestra reina Victoria I". Actualmente la torre pasa por trabajos de conservación, que se espera terminen en 2022.

Más información: visitlondon.com/things-to-do/ london-attraction/big-ben  

Y en México

El Reloj Monumental de Pachuca, inaugurado en 1910 para conmemorar los 100 años de la Independencia, es todo un ícono de la ciudad. Destaca por su estilo neoclásico, aunque con elementos de otros tipos, y por el hecho de que sus caras apuntan hacia cada uno de los puntos cardinales.

Más información: https://hidalgo.travel/

close
search