Vamos

Dieta natural y balanceada

Nutrir a tu mascota no es sólo proveerle comida, sino conocer sus particularidades, como edad, sexo, condición física y de salud

Brisa Frías/ El Diario

lunes, 02 agosto 2021 | 16:30

¿Has escuchado hablar de la dieta BARF? ¿Le darías a tus perros o gatos alimento crudo y casero? Aunque para algunos suene novedoso y hasta extraño, la propuesta no es tan reciente y ya son muchos los propietarios que han optado por alimentar a sus mascotas de esta manera.

La dieta de los alimentos crudos biológicamente apropiados o BARF (por sus siglas en inglés) propone alimentar a perros y gatos con comida natural, sustituyendo así las croquetas o bolas de pienso.

De esa manera, dicen los seguidores de esta corriente, se cumplen con los requerimientos nutricionales de la especie, lo que se refleja en su salud.

Para explicar de qué se trata, Arturo Parga comparte información sobre los beneficios de la dieta que promueve a través de la marca Rooster Barf.

Entre las mejoras que muestra el animal al ser alimentado así, dice, está la energía y vitalidad, las pocas posibilidades de ser propenso a ciertas enfermedades, heces más pequeñas, buen nivel de hidratación y mejor olor, entre otras.

Certificado en nutrición canina, Parga comparte que su interés por la dieta BARF nació de la necesidad de hacer un cambio en la alimentación de sus perros, pues las croquetas que les daba no  lograban optimizarlos físicamente.

“Empezamos a probar con la dieta, adentrándonos en el tema y lo intentamos con nuestros ejemplares”, dice Parga, quien agrega que notaron mejoría en uno de sus perros que es campeón en exhibiciones caninas.

Al experimentar con ese tipo de dieta y ver sus beneficios, lo compartió con amigos y finalmente se decidió a comercializarla y a dar asesorías.

Parga asegura que el 99% por ciento de los animales que han probado las dietas que propone Rooster Barf han sido casos exitosos.

Detalla que al ser el pollo el alimento que más nutrientes tiene, las moliendas que prepara llevan muslos y en un porcentaje menor verduras como la calabacita y zanahoria, y un poco de trigo.

“Hay factores a evaluar, como qué pieza le vamos a dar, dependiendo del tamaño del perro. Todo es molido y mezclado para una mejor absorción de los nutrientes”.

Esta dieta cruda alta en proteína no tiene conservadores, ni harinas, ni grasas hidrogenadas y saturadas.

“El concepto no lo inventamos nosotros, lo implementamos”, insiste el asesor que ofrece información de sus servicios a través de la página Rooster Barf en Facebook.

Beneficios de la dieta BARF en perros y gatos

Incrementa su energía y vitalidad

Al alimentarlos con una dieta natural y balanceada, las mascotas contarán con el combustible necesario para mantenerse saludable y prevenir o combatir enfermedades en general.

Su organismo empieza a trabajar más eficientemente (sin el trabajo que le suponía tener que procesar los carbohidratos y lidiar con la deshidratación constante, las toxinas y aditivos contenidos en su antiguo alimento), por lo que su estado de salud, energía y vitalidad mejora notablemente.

Disminuye el riesgo de padecer alergias

Al ser carnívoros, ni perros ni gatos procesan bien los carbohidratos en su dieta: ambos carecen de la dentadura adecuada para masticarlos y de la enzima salival (amilasa salival) que empieza a descomponer los carbohidratos complejos en azúcares simples para su correcta digestión, y aunque sí poseen unas pequeñas copias de amilasa pancreática, no son suficientes para lidiar con una alimentación basada en carbohidratos.

Por esta razón, no se debería basar su dieta en cereales, aunque es justo lo que se hace con la mayoría de perros y gatos.

Al cambiar a una alimentación natural los problemas de alergia empiezan a mejorar, ya que esta alimentación fortalece el sistema inmunológico en general.

Disminuye el riesgo de padecer cáncer

Los perros y gatos alimentados con una dieta natural y balanceada tienen muchas menos probabilidades de padecer cáncer o cualquier enfermedad degenerativa.

Disminuye el riesgo de sufrir de los riñones

Tanto perros como gatos necesitan comer alimentos que tengan un alto porcentaje de agua en su composición, de lo contrario, entran en un estado de deshidratación permanente que termina afectando seriamente sus riñones.

Los ‘barferos’ no tiene ese problema porque su dieta es rica en agua. 

Desaparece el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes o la artritis

Muchas de las enfermedades derivadas de una alimentación basada en cereales y químicos tóxicos desaparecen, entre ellas la obesidad, la diabetes y la artritis.

En el caso de la artritis, la dieta BARF ayuda a mejorar la movilidad y en el caso de la diabetes, la dieta BARF ayuda a regular los niveles de insulina.

Desaparece el mal olor

El ‘olor a perro’ se debe exclusivamente a la alimentación. Los perros que se alimentan a base de ultraprocesados tienen un olor mucho más fuerte que los perros alimentados con una dieta natural, como consecuencia de la cantidad de aditivos y químicos añadidos en su dieta.

Heces menos frecuentes, mucho más pequeñas y menos olorosas

Con la dieta BARF se acaban las heces nauseabundas, abundantes y frecuentes, esto debido a que el perro o gato va a asimilar y a aprovechar todos los nutrientes.

3 formas de alimentar

La comida se puede dar de tres maneras, según Carlos Gutiérrez Olvera de la UNAM

1. A voluntad: los animales tienen a su disposición la cantidad de alimento que deseen durante todo el día. Es útil cuando requieren mucha energía, pero puede causar sobrepeso u obesidad, en especial en los gatos esterilizados.

2. Controlado: se entrega cierta cantidad de veces al día por un tiempo definido. Es decir, se coloca el plato y se retira. Los gatos no pueden seguir este método porque ellos comen hasta en 20 ocasiones al día.

3. Racionado: se coloca en un plato la cantidad de alimento que el veterinario definió para que la mascota la consuma cuando le plazca. Si se da comida enlatada, tiene que proporcionarse en diferentes momentos del día porque si se deja sola, se deteriora.

close
search