Vamos

Déjalos que se aburran

Estar en casa, todo el día, cansa o pone de malas? El aburrimiento es una gran oportunidad para que los más pequeños empiecen a desarrollar su creatividad con lo que tengan a la mano

De la Redacción

lunes, 15 marzo 2021 | 14:34

Estar en casa, todo el día, cansa o pone de malas? El aburrimiento es una gran oportunidad para que los más pequeños empiecen a desarrollar su creatividad con lo que tengan a la mano, afirma Julia Borbolla, psicóloga.

"El aburrimiento es importante porque ha sido el padre de la mayoría de los inventos o descubrimientos", dice.

"Todo niño o niña necesita cierta dosis para desarrollar su creatividad. Hacer uso de la fantasía -que de pequeños es abundante- nos sirve para valorar la diversión cuando llega".

Aunque es una sensación de tedio y vacío al no tener un objetivo o meta en un futuro inmediato, explica que la mejor manera de detectarlo y enfrentarlo es cuando pareciera que no hay nada que hacer.

"Tanto niños como adultos necesitamos aprender a 'acompañarnos a nosotros mismos', es decir, a ocuparnos con aquello que nos gusta y si no sabemos qué nos gusta, lo mejor será probar y descubrirlo por ensayo y error", dice.

La clave para aprovecharlo está en el tipo de recursos, espacios o materiales que se empleen, la crianza que reciban y la estimulación a su alrededor; pues, de lo contrario, se bloquea su capacidad de auto-entretenimiento.  

"Una dosis al día de aburrimiento es una gran terapia para volver a los niños tolerantes. Leer, escuchar música y hacer manualidades son terapias ocupacionales que tranquilizan porque nos ubican en el 'aquí y en el ahora'".

"Al principio habrá quejas, llanto, fastidio y tal vez no hagan nada; pero a medida que vayan asumiendo que a tal hora no cuentan con ustedes, con la tele ni con videojuegos, sino que es 'tiempo libre', irán descubriendo esta diversión simple".   

Sin embargo, es primordial que los padres nunca hagan sugerencias directas o den instrucciones, porque lo primero que hará un niño aburrido es boicotearlo como parte de esa sensación desagradable.   

Recomendaciones

- Prueba una hora al día de "no hacer nada" y deja que ellos desarrollen su creatividad.  

- Adentrarlos a la música o los sonidos, pueden producirla con objetos caseros.  

- Los libros son una gran herramienta para echar a volar su imaginación.

- Acercarles hojas, pinturas y material reciclable para elaborar una manualidad.