Vamos

Decisión responsable

Si ya estás convencido de querer reproducir a tu mascota, la inseminación puede ser una opción sana y exitosa

Brisa Frías/ El Diario

lunes, 02 agosto 2021 | 16:24

Si ya se decidió a reproducir a su mascota, ésta debe hacerse con responsabilidad con el fin de evitar camadas no deseas, abandono de animales y sufrimiento en la hembra.

Para lograrlo, la vigilancia del veterinario es primordial, así como el apoyo en pruebas de laboratorio que permiten un buen desarrollo gestacional y una exitosa reproducción.

El médico veterinario zootecnista Carlos Miramontes Sánchez, de My Vet Animal Care, explicó la importancia de la prueba que allí se realiza, ya que cuentan con el equipo V Check.

La prueba de progesterona, dijo, ayuda a tener control en el periodo de ovulación puesto que mide la concentración de la hormona en muestras de suero de la perra para determinar el periodo fértil.

“Cuando queremos tener el 100 por ciento de efectividad al momento de una inseminación o de una monta directa, lo ideal es hacer pruebas de progesterona”, indicó.

“Las perritas ovulan de dos a tres veces al año, dependiendo de su ciclo menstrual porque hay unas que son de periodo irregular, por eso es importante realizar la prueba”, agregó.

Y es que el celo de la perra es de varios periodos, siendo el estro –o celo verdadero- el tiempo óptimo para la reproducción.

La primera etapa o proestro suele durar de 9 a 11 días, y es cuando se produce la manifestación más evidente del inicio del celo: el sangrado por la vulva.

Después llega el momento del estro, que permanece de 5 a 9 días, y es justo ahí que la perra admite la monta.

Saber con exactitud el periodo del celo con apoyo de la prueba de progesterona es de mucha ayuda cuando se va a realizar una inseminación artificial, cada vez más frecuente por su efectividad y seguridad.

“Nosotros promovemos la inseminación artificial para hacer nulo el contacto entre los perros y evitar enfermedades de transmisión sexual. No hay necesidad de que la perrita se quede en la casa del macho, no sale de aquí, en una hora está la inseminación lista y se van a su casa”, comentó Miramontes.

Insistió en lo importante de realizar inseminaciones con todos los cuidados de higiene y evitar así problemas como la piometra, una infección en el útero que presentan algunas perras.

“Hay gente que trata de hacer la función del veterinario y quieren hacer las inseminaciones sin guantes, sin métodos estériles, eso provoca una acumulación de bacterias dentro del útero de la perrita y provoca piometra”.

Asimismo, con la prueba de progesterona se pueden detectar quistes ováricos, diagnóstico al que se llega comúnmente cuando la perrita no ovula de manera correcta o presenta problemas de fertilidad.

Reproducción responsable

El médico veterinario subrayó que la sobrepoblación de perros que persiste es por un descontrol en la reproducción, debido en gran parte a la irresponsabilidad de personas que lucran con los animales.

No obstante, si se busca la preservación de las razas, la reproducción con control y responsabilidad es necesaria. 

“Hay personas que invierten en la reproducción para preservar la raza, invierten en el cuidado de la mamá, en el control con ultrasonido y pruebas de progesterona, tienen los cuidados necesarios para que las hembras estén sanas y ya tienen definido la familia a la que irán los cachorros o si se van a conservar”.

También recomendó que si la perra tiene problemas reproductivos, lo ideal es llevarla a revisión y determinar si es tiempo de esterilizar para no ponerla en riesgo.

“Si no se reproduce no pasa nada, les sugerimos esterilizar a la perrita antes del primer celo, entre los seis o siete meses”.

Esterilizar, agregó, evita problemas como tumores mamarios, quistes, y en los machos, padecimientos de próstata.

De decidirse a reproducir, la perra deberá contar con un control apoyado en ultrasonidos de gestación, y monitoreo al momento del parto. 

Otras pruebas

El V Check es un analizador de muestras biológicas de uso veterinario en el que se pueden realizar pruebas de progesterona.

Además, en el equipo también se pueden realizar pruebas de T4 (tiroxina), un tipo de hormona tiroidea, y de colesterol. 

close
search