Vamos

Cuando podamos volver a Tokio

Debido a la pandemia, estos Juegos Olímpicos no pudieron recibir la visita de aquellos trotamundos que programan sus viajes con la idea de presenciar algunas justas

Agencias

domingo, 15 agosto 2021 | 17:42

| Barrio de Asakusa | Palacio Imperial de Tokio | El barrio de Shibuya | El Museo Nacional de Tokio | Parque Yoyogi | Monte Fuji | Tokyo Skytree

Debido a la pandemia, estos Juegos Olímpicos no pudieron recibir la visita de aquellos trotamundos que programan sus viajes con la idea de presenciar algunas justas deportivas y conocer los atractivos del destino sede. Por esta vez, el turismo quedó fuera de la competencia; ojalá que en la próxima edición los viajeros vuelvan a emprender su carrera. Mientras tanto, Civitatis -empresa especializada en excursiones guiadas- pone sobre la mesa estos atractivos de Tokio y sus alrededores, para cuando podamos volver a viajar.

Lo que el visitante espera de Tokio en términos de tecnología, videojuegos o cultura popular japonesa, se concentra en el Bario de Akihabara. Tanto las luces de neón como las tiendas de cómic manga atraen a locales y visitantes. Sin duda, la vibrante zona nunca decepciona.

UN CAPÍTULO ESPIRITUAL

En pleno barrio de Asakusa, uno de los más afamados de la capital nipona, se alza también uno de sus principales atractivos: el Templo Sensô-Ji. Este santuario, asociado a la secta budista Tendai, es el más antiguo de Tokio y también uno de los más espectaculares tanto en lo arquitectónico como lo artístico. Al interior, también destaca su imponente pagoda de cinco pisos y el jardín japonés, con un coqueto lago artificial.

GRAN DANZA PEATONAL

El barrio de Shibuya es uno de los distritos más animados y comerciales de Tokio. Además de su gran ambiente y enorme variedad de tiendas, destacan dos puntos: el primero es el cruce de Shibuya, el más transitado del mundo gracias a que está formado por cinco pasos peatonales sincronizados. El segundo es la estatua de Hachiko, erigida en honor al perro de raza Akita que esperó a su amo durante una década, tal y como se cuenta en la famosa película protagonizada por Richard Gere.

POSTAL IMPERDIBLE

Subir a la Tokyo Skytree es un obligado para disfrutar de las mejores vistas panorámicas de Tokio. Bien vale realizar el pago para acceder a esa torre de comunicaciones que presume sus 634 metros de altura y regala excelentes panorámicas.

UN GRAN RESPIRO

El Parque Yoyogi es el más animado de Tokio y hay quienes ahí practican yoga o taichí. Los visitantes suelen disfrutar de la naturaleza, en pleno centro de Tokio y en compañía de la población local. Además, en este lugar se encuentra el Santuario Meiji, uno de los centros religiosos más importantes de Tokio.

RECINTOS CULTURALES

El Museo Nacional de Tokio es uno de los más visitados del país. Su colección se compone de pintura, escultura, espadas, armaduras y otras piezas de origen tanto japonés como de otras culturas asiáticas. Sin embargo, para muchos expertos, el recinto cultural más atractivo es el Museo Edo-Tokyo. Este espacio museístico destaca por ser más didáctico e interactivo. Ahí se exhiben piezas originales, maquetas y réplicas de objetos y edificios que rememoran la historia de Tokio desde finales del siglo 16 hasta su revolución industrial.

TODA UNA JOYA

El Kōkyo o Palacio Imperial de Tokio se alza sobre los restos del antiguo castillo de Edo. Tras la modernización de Japón a finales del siglo 19, la residencia imperial se estableció en Tokio, de modo que se aprovechó parte de la estructura del antiguo castillo para construir el recinto palaciego que ha llegado hasta nuestros días. Pocos son los turistas que se resisten a inmortalizar una de las estampas más famosas de Tokio, con el palacio visto desde la explanada de Kokyo Gaien.

MONTE FUJI

Pese a no estar exactamente en Tokio, sino a 100 kilómetros al suroeste de la capital nipona, el Monte Fuji es uno de los sitios más visitados. Es el símbolo de Japón y una de sus tres montañas sagradas. Además de disfrutar de su naturaleza, es posible admirar algunos de los santuarios y torii que se encuentran a sus pies, así como rincones tan espectaculares como el lago Ashi.

EXCURSIÓN A NIKKO

A 130 kilómetros de Tokio está Nikko, una de las ciudades más interesantes de Japón. A pesar de su pequeño tamaño, la importancia de este destino reside en sus atractivos turísticos: los templos y el Parque Nacional de Nikko. Estos templos, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se encuentran inmersos en el parque mencionados y se han convertido en uno de los mejores ejemplos de la tradición japonesa.

Consisten en más de 100 estructuras sagradas en torno a dos santuarios sintoístas y a un templo budista, todo ello aderezado con la impresionante naturaleza de la zona.

DE PASEO POR KAMAKURA Y YOKOHAMA

Kamakura fue otrora capital de Japón, y eso es algo que continúa palpándose a día de hoy en su importancia patrimonial, pues es una ciudad repleta de templos históricos construidos hace casi un milenio. Kamakura es sede de los “cinco grandes templos zen”, de los cuales Kenchoji es el más importante y antiguo. De vuelta a Tokio, una buena idea es detenerse en Yokohama, la segunda ciudad más grande de Japón y una de las urbes más modernas del país.

close
search