Vamos

Activos y conectados

Los adultos mayores que deben permanecer aislados por seguridad necesitan realizar actividades que los estimulen física y mentalmente

Brisa Frías / El Diario

jueves, 16 abril 2020 | 15:49

Desde la aparición del COVID-19 las autoridades de salud hicieron énfasis en que los adultos mayores eran considerados grupo de riesgo y requerían mayor protección.

Al quedar aislados en casa, y en muchos casos hasta apartados de sus familiares que pudieran llevar el virus a casa, esta población necesita más que nunca tener actividades que los distraigan, los mantengan sanos y que les permite percibir la cuarentena como un momento especial y no como un encierro.

Y es que si bien la pandemia ha modificado la vida de todos, los adultos mayores que estrictamente permanecen en casa deben realizar actividades que los estimule física y mentalmente.

Activos y conectados

Sí, es importante que nuestros abuelitos conozcan la realidad de lo que ocurre en el mundo con el tema del coronavirus, sin embargo, resulta nocivo que todo el día se dediquen a ver, leer, escuchar y compartir este tipo de información que les puede causar ansiedad y depresión.

En lugar de esto, el teléfono y las redes sociales tendrían que utilizarlos para estar siempre en contacto con sus seres queridos, sentirlos cerca, aunque no lo estén.

Cine de oro

Las historias que hicieron suspirar a los abuelos son fáciles de encontrar en YouTube.

Si la persona vive con alguien menor, ésta puede buscarle esa película en la que lucían imponentes Pedro Infante, Jorge Negrete o María Félix, o bien, los dramas que inmortalizaron Marga López.

Para tranquilizar la mente

La pandemia mundial provoca todo tipo de sentimientos, desde miedo irracional hasta una profunda tristeza. Por ello, se recomienda que todos, pero en particular los adultos mayores, pasen el tiempo distraídos, ocupando la mente en actividades relajantes que les brinden paz.

Meditar, escuchar música clásica o sonidos de la naturaleza, pintar mandalas y acomodar el cajón de los recuerdos y álbumes fotográficos son excelentes opciones.

Cuidado con la depresión

Son varias las situaciones que harán que la cuarentena se sienta menos ‘traumática’ de lo que es.

En este tema, la rutina es una aliada, pues será benéfico para el adulto mayor continuar con los mismos horarios que tenía antes para despertar, alimentarse, asearse, activarse y dormir.

Así que nada de dejarse la pijama puesta todo el día y mucho menos descuidar el aseo personal. Lo mismo con los espacios de la casa, pues será mucho más placentero pasar el día en un ambiente limpio, ventilado y desinfectado.

Otro asunto muy importante es no suspender por ningún motivo los medicamentos esté tomando y consultar al médico en cuanto se presente fiebre y síntomas respiratorios relacionados con el COVID-19.

Finalmente, si un hijo, nieto o sobrino les lleva las compras, la visita puede ser aprovechada para que convivan un rato y se hagan compañía, claro está, si la persona que llega al hogar no tiene síntomas y siempre tomando las precauciones debidas (lavado de manos y sana distancia).

¡Vamos, arriba!

Con cuidado, protegidos dentro de casa, los adultos mayores pueden activarse físicamente y evitar lesiones y enfermedades.

Al respecto, la terapeuta física Priscilla Frías recomienda la siguiente rutina de higiene articular.

Los ejercicios se deben hacer por lo menos 3 veces al día, en repeticiones de 10 cada uno.

Para hacerlos, se necesita vestir ropa cómoda, además de un espejo y una silla.

“La posición inicial será sentados, separando las piernas al ancho de las patas de la silla, puntas de los pies ligeramente a los lados y rodillas en la misma dirección, abdomen adentro”, indica.

“Todos los ejercicios deben ser lentos y sostenidos en tres tiempos”.

Cuello

Decir que ‘sí’ (barbilla al pecho).

Barbilla a hombro derecho (girando la cabeza).

Barbilla a hombro izquierdo.

Cabeza hacia atrás mirada al techo.

Oreja al hombro derecho (no hombro a oreja).

Oreja al hombro izquierdo.

Brazos

Abrir los brazos (como volando) con codos bien estirados hasta la altura de los hombros.

Brazos al frente (sobre las rodillas a la altura de los hombros).

Brazos hacia atrás tocando el respaldo de la silla.

Piernas

Rodillas hacia arriba (como marchando sentados).

Abrir rodillas y cerrar.

Puntitas. 

Talones.

Para terminar

Ejercicios de respiración: agarrar aire con la nariz, sostener cinco segundos y soltar el aire por la boca (cinco repeticiones).

Te Puede Interesar