Vamos

¡A su salud!

Una deliciosa botella de vino nacional es ideal para las mamás que les gusta brindar con una copa de vino

Brisa Frías / El Diario

jueves, 06 mayo 2021 | 16:20

Entre las alternativas de regalo a mamá no puede faltar una exquisita botella de vino. Cabernet, tempranillo, merlot, sea el que sea, será un detalle con el que seguro vas a acertar.

Aunque hay buenas firmas californianas y europeas, la recomendación que brindamos a continuación está conformada por puro vino nacional, bien del Valle de Guadalupe, del Valle de Parras, o de otros terruños del territorio mexicano.

Casa Grande Cabernet Sauvignon

Vino hecho por la vinícola Casa Madero, en Valle de Parras. Sus características son un color rojo granate con destellos de arcilla, y notas a cereza, grosella y ciruela.

Las uvas Cabernet Sauvignon cosechadas en el terruño coahuilense, dejan en boca un tenue y persistente sabor a chocolate negro con un agradable retrogusto.

El Casa Grande Cabernet Sauvignon es excelente acompañante de cortes de carne de intenso sabor, filete mignon con salsas fuertes, venado, cordero y cerdo.

Casa Madero está al sur de Coahuila, a 1520 metros sobre el nivel del mar, en un una zona con inviernos fríos y soleados veranos con temperaturas de entre 15 y 20 °C, condiciones que permiten una maduración lenta y completa de las uvas.

Monte Xanic Calixa Blend

Es un vino de notable fuerza cromática, elaborado con un 60 por ciento de tempranillo, 30 de merlot y 10  por ciento de cabernet sauvignon, con crianza en barricas de roble francés. Es versátil y se asocia bien con carnes y pescados grasos.

Entre los vinos más vendidos en México en el segmento Premium están los de la Bodega Monte Xanic, en el Valle de Guadalupe, que comenzó en 1987 como un proyecto de cinco amigos amantes de la vinicultura y fue la casa pionera de los vinos mexicanos de alta gama.

Cuna de Tierra Nebbiolo

Vinícola de Dolores Hidalgo, Guanajuato, que realizó su primera vinificación en 2005. Actualmente produce seis vinos tintos y uno blanco. Por los métodos artesanales que utiliza en la elaboración de sus vinos se define como ‘viñedo boutique’.

El Cuna de Tierra Nebbiolo se elabora con una mezcla 60 por ciento nebbiolo, 20  tempranillo y otro 20 por ciento de malbec, y es criado 12 meses en barricas de primer y segundo uso. 

Es de intenso color rubí con destellos violáceos y deja sentir en la nariz aromas de té negro, frutas negras, pimienta negra, chocolate y vainilla.

Roganto Malbec

Entre los vinos mexicanos premiados en 2019, uno de los galardonados con la Gran Medalla de Oro en el Concurso Mundial de Bruselas fue el Malbec 2014 de las Bodegas Roganto, cuyo viñedo está en el Valle de San Jacinto, Baja California.

Es un malbec estacionado 24 meses en barricas de roble francés y americano. Sus uvas dan un vino redondo, sedoso y con excelente intensidad en boca, con notas especiadas y afrutadas.

Se recomienda maridar con carnes rojas, cerdo, quesos de maduración intermedia y pastas trufadas.

Fusione

Se elabora en Valle de Guadalupe por la vinícola Villa Montefiori con un 70  por ciento de cabernet sauvignon y 30 de merlot.

Presenta notas de frambuesa, fresa y madera fina, mientras que en boca ofrece gustos a frutos rojos y negros, madera y especias. Bueno para acompañar cortes de carnes rojas, embutidos y cordero.

Villa Montefiori se especializa en varietales italianos. La cava fue construida en un manto granítico a 7 metros de profundidad, creando condiciones de temperatura, humedad, oscuridad y tranquilidad, únicas para la crianza de los vinos.