Vamos

4 sitios para sentirse como en otro lugar

Algunos espacios permiten a las comunidades de migrantes sentirse como en casa y a los viajeros sentir que se transportan a otro país distinto al destino que visitan. Aquí cuatro sitios emblemáticos

/ Little Italy, Manhattan
/ Josefov, Praga
/ Little Havana, Miami
/ Melbourne, Chinatown

Agencias

lunes, 07 septiembre 2020 | 12:41

Chinatown, Melbourne

Pese a que más de 5 mil millas separan Melbourne de la ciudad china de Shanghái, al internarse en esta calle, es fácil olvidar que estás en Australia.

Con la única excepción de San Francisco, el barrio chino de Melbourne es el más antiguo de su tipo en todo el mundo occidental. Establecido en 1851 por trabajadores en la fiebre del oro de Victoria, el barrio chino de Melbourne ha prosperado como el centro de la comunidad china de la ciudad. Al caminar debajo del imponente arco rojo que marca la entrada de Chinatown, el olor a won tons y las especias inunda el callejón.

Aunque una vez se destacó por su opio y sus burdeles, el moderno Barrio Chino es conocido por su comida y su oferta cultural. No te pierdas la oportunidad de visitar sus tiendas de comestibles, el Centro de Visitantes de Chinatown y el Museo Chino.

Little Havana, Miami

La Pequeña Habana es el colorido centro de la cultura hispana en Miami. El área está plagada de cafés, restaurantes, lugares y mercados de inspiración latina que dan espacio y una voz a todos los diferentes orígenes que se han arraigado en el vecindario.

Aquí encontrará a los lugareños tomando un café por la tarde o un smoothie de frutas frescas, mientras hablan de política y juegan al dominó con ritmos cubanos como telón de fondo.

El último viernes de cada mes, Little Havana organiza Viernes Culturales, una noche de galería mensual que muestra la escena artística cultural del vecindario.

Josefov, Praga

Una de las visitas imprescindibles en Praga es la de su antiguo Barrio Judío: Josefov. Se trata de un área bastante pequeña, pero con mucha historia e importantes atractivos como seis sinagogas y el Viejo Cementerio Judío.

Existen indicios de la existencia de una comunidad judía en Praga desde el siglo 10 y se sabe que ya eran perseguidos en tiempos de las primeras cruzadas. Durante el mandato del Emperador José II y su Edicto de Tolerancia, a partir de 1781 empezaron a tener ciertos derechos como ciudadanos.

Little Italy, Manhattan

Cuando los migrantes italianos se instalaron en este barrio de Manhattan a finales de 1800, trajeron sus costumbres, alimentación y lengua. Su herencia sigue viva hasta la actualidad.

Las calles de Little Italy están repletas de restaurantes que sirven platos italianos tradicionales sobre manteles a cuadros rojo y blanco.

Una de las más antiguas ferias callejeras de Nueva York es la fiesta anual de San Genaro, santo patrón de Nápoles, se celebra cada septiembre con mucha comida y fiesta.