Disminuye tasa de natalidad y alcanza mínimos históricos

Según un nuevo informe, los nacimientos llegaron a su menor cifra en 32 años, durante 2018

Agencias
jueves, 16 mayo 2019 | 12:43
Agencias

Los Ángeles – Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las tasas de natalidad para las mujeres estadounidenses en la adolescencia y a los 20 años alcanzaron mínimos históricos en 2018, lo cual dio por resultado la menor cantidad de bebés en el país en 32 años, indicó el rotativo LA Times.

En un informe provisional publicado el pasado miércoles, investigadores del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC detallaron que se registraron 3 millones 788 mil 235 alumbramientos en todo el país en 2018. Es el cuarto año consecutivo que el número de nacimientos disminuye, y el total más bajo desde 1986.

El continuo descenso sorprendió a algunos expertos, que esperaban que la situación se estabilizara o revirtiera debido a la mejora de la economía.

La tasa de fertilidad total fue de mil 728 alumbramientos por cada mil mujeres estadounidenses en 2018, un 2 por ciento menos que el año anterior. Esa medida es una estimación ajustada por edad del número de bebés que un grupo hipotético de mil mujeres tendrá durante sus vidas. Cuando esta tasa cae por debajo de 2 mil 100 nacimientos por cada mil mujeres, significa que la generación actual no tiene suficientes bebés como para reemplazarse a sí misma.

Al igual que en años anteriores, el descenso fue impulsado por mujeres menores de 35 años, el grupo del cual proviene la mayoría de los bebés. Según el informe, la tasa de natalidad entre las mujeres de 20 a 24 años cayó un 4 por ciento, a 67.9 nacimientos por cada mil; entre las mujeres de 25 a 29 años descendió un 3 por ciento, a 95.2 alumbramientos por mil; y entre las mujeres de 30 a 34 años bajó un 1 por ciento, a 99.6 nacimientos cada mil.

La tasa de natalidad de adolescentes del año pasado fue de 17.4 nacimientos por cada mil niñas y mujeres jóvenes, de 15 a 19 años. Eso marcó una caída del 7 por ciento con respecto a 2017, y un nuevo récord para el país.

Mientras tanto, la tasa de natalidad entre las mujeres de 35 a 39 años aumentó un 1 por ciento, a 52.6 nacimientos por cada mil, y entre las de 40 a 44 años creció un 2 por ciento, a 11.8 nacimientos por cada mil.

Aún no está claro si hay más mujeres en Estados Unidos que simplemente posponen la maternidad, o si abandonan la idea por completo. Pero si las tendencias actuales continúan, el país podría afrontar una escasez de mano de obra en el futuro, sostienen los expertos.

"Sigo esperando ver un aumento de las tasas de natalidad, pero no ocurre", aseveró el demógrafo Kenneth M. Johnson, de la Escuela de Política Pública Carsey, de la Universidad de New Hampshire. Johnson estima que si las tasas de fertilidad no hubieran descendido desde sus niveles previos a la recesión, en la última década habrían nacido 5.7 millones de bebés adicionales. "Eso significa muchas salas vacías de jardines de infantes", explicó.

Otros expertos expresaron menos preocupación y predijeron que las mujeres jóvenes de la actualidad se pondrán al día con la maternidad más adelante en sus vidas. "Nuestras tasas de fertilidad siguen siendo bastante altas para una nación rica", consideró Caroline Sten Hartnett, demógrafa de la Universidad de Carolina del Sur.

Los jóvenes estadounidenses quieren tener hijos, pero todavía no se sienten lo suficientemente estables como para tenerlos, agregó Karen Benjamin Guzzo, quien estudia temas de familia en la Universidad Estatal de Bowling Green, Ohio.

EU podría hacer más para fomentar la maternidad implementando licencia parental, subsidios para el cuidado de los niños y otras políticas destinadas a ayudar a los adultos jóvenes que lidian con la deuda de los préstamos estudiantiles y los costos de la vivienda, estimó Guzzo.

Los nacimientos disminuyeron el año pasado entre todos los grupos raciales, con pequeñas disminuciones para latinos, blancos, negros y asiáticos. El número de bebés nacidos de nativos de Hawái y de las islas del Pacífico fue estable.

La tasa de alumbramientos prematuros, es decir, los nacidos a menos de 37 semanas, aumentó por cuarto año consecutivo, a poco más del 10 por ciento. El índice para bebés con bajo peso al nacer -definido como menos de cinco libras y ocho onzas- fue de apenas un 8.3 por ciento, sin cambios respecto de 2017.

Las cifras en el nuevo informe se basan en el 99.73 por ciento de los registros de nacimiento del país para 2018, según el informe.