Georgia

Violó y embarazó a hija de su pareja

Rogelio Cabello Gallegos abusó varias veces de la menor, cuando ella tenía entre 10 y 13 años; Jennifer Lea Short, la madre de la niña, recibía dinero por permitir todo

Agencias
lunes, 07 octubre 2019 | 14:31
Agencias

Cartesville – El pasado martes, el juez del circuito judicial Cherokee, Scott Smith, declaró a un hombre culpable de tres cargos de violación y otros tres de abuso sexual contra una niña a la que dejó embarazada cuando la menor tenía 13 años. La madre de la víctima, novia del condenado, podría haber contribuido a los abusos y ganado dinero de ellos, publicó La Opinión.

Rogelio Cabello Gallegos, un hombre de 58 años de Cartesville tendrá que pasar 25 años entre rejas y el resto de su vida en libertad condicional. Gallegos, detenido desde el 16 noviembre de 2018, violó en tres ocasiones a la hija de su pareja cuando la niña tenía entre 10 y 13 años. La última vez que abusó sexualmente de ella, la dejó embarazada.

“La consecuencia de uno de estos tres incidentes fue un niño”, dijo la fiscal del distrito judicial Cherokee, Jana W. Allen. “Creo que (la víctima) tenía 13 años cuando el bebé nació”. El estado realizó una prueba de paternidad que reveló que Gallegos era el padre de la criatura. Sin embargo, la defensa pidió hacer un segundo test en un laboratorio de su elección. El resultado fue el mismo.

Además de la cadena perpetua (entre rejas y en libertad condicional), el violador tendrá que pagar una multa de mil dólares y no podrá tener contacto con ningún menor de 18 años, según Daily Tribune. A partir del martes su defensa tiene hasta 30 días para apelar la decisión del juez y cuatro años para presentar a su cliente ante un tribunal que pueda dictar su libertad inmediata bajo la figura jurídica hábeas corpus.

La madre de la víctima, Jennifer Lea Short, también está esperando juicio por presunto tráfico de personas para esclavitud sexual, abuso sexual infantil y violación. La mujer de 38 años fue acusada en noviembre de 2018, aunque ya en 2013 el Departamento de policía de Cartersville emitió una orden para arrestar a Short por presuntamente prostituir a su hija de entonces 11 años a cambio de $1,000 dólares.

La madre fue acusada entonces de respaldar que otro hispano, Javier Murrieta, violara a su hija. Según la oficina del sheriff del condado de Whitfield, Murrieta está bajo custodia del Servicio de Inmigración y Adunas (ICE) desde el 16 de noviembre de 2018.