Internacional

Suman 15 muertos por disturbios en Chile

Las protestas se originaron por el aumento de las tarifas del metro de la capital, sin embargo, continuaron aun después de que el gobierno del presidente Sebastián Piñera decidiera retractarse de la medida

Agencias
martes, 22 octubre 2019 | 12:46
Agencias

Santiago – Quince personas han muerto durante la ola de protestas antigubernamentales desatada en Chile durante la última semana.

Así lo confirmó este martes el subsecretario chileno del Interior Rodrigo Ubilla, y afirmó que la mayoría están asociados a incendios y saqueos, publicó La Opinión.

El Presidente chileno Sebastián Piñera se reunirá este martes con líderes políticos del gobierno y la oposición con el propósito de encontrar una solución al estallido social.

Durante el fin de semana y hasta la mañana de este martes se extendía el toque de queda en la capital chilena.

Las protestas se originaron por el aumento de las tarifas del metro de la capital, sin embargo, continuaron aun después de que el gobierno del presidente Sebastián Piñera decidiera retractarse de la medida el sábado.

El mandatario anunció entonces la suspensión del alza de precios del metro a la vez que declaraba el estado de emergencia en la capital.

“Vamos a suspender el alza de los pasajes del metro, lo que requerirá la aprobación de una ley que debe ser muy urgente“, dijo el presidente en una declaración desde el palacio de La Moneda.

Con el voto unánime del Senado, el Congreso ya aprobó la ley y fue enviada al Ejecutivo para su promulgación.

No obstante, los altercados y las manifestaciones continuaron en varias ciudades del país.

Además de los fallecidos, el Instituto Nacional de Derechos Humanos constató que 37 personas sufrieron lesiones por arma de fuego. Además, mil 333 habían sido detenidas hasta la tarde de este lunes.

Uno de los fallecidos fue identificado como Romario Wladimir Veloz Cortez, un joven ecuatoriano que murió a causa de una bala en Santiago de Chile, informó la Cancillería de Ecuador en un comunicado.

“Estamos en guerra contra un enemigo poderoso e implacable que no respeta a nada ni a nadie y que está dispuesto a usar la violencia sin ningún límite, incluso cuando significa la pérdida de vidas humanas, con el único propósito de producir el mayor daño posible”, dijo Piñera en una comparecencia televisada este domingo.

Ante esta declaración, el general Iturriaga manifestó este lunes: “Yo soy un hombre feliz, la verdad es que no estoy en guerra con nadie”.

Muchos vuelos con origen y destino en el aeropuerto de la capital fueron suspendidos o retrasados y la cadena de supermercados Walmart anunció el cierre de todas sus tiendas en el área Metropolitana de Santiago de Chile.

Las protestas se tornaron violentas desde el viernes, con enfrentamientos entre manifestantes y policías y destrozos en varias estaciones del metro.

Además del toque de queda, se suspendieron las clases este lunes en la región de Concepción y en 43 comunas de Santiago.

Difícil situación

Piñera anunció que en los próximos días abrirá una mesa de diálogo para escuchar propuestas de distintos sectores para satisfacer “demandas sentidas” de los chilenos, entre las que mencionó la reducción del costo de vida, mayor seguridad, y la baja en los precios de medicamentos.

La protesta contra el alza del billete del metro, mayormente estudiantil, enlazó con el descontento general de una gran parte de la sociedad chilena por el sistema de pensiones, la educación, las tarifas de la luz, el gas, el precio de la gasolina o el coste de la salud.

Toque de queda

Esta fue la primera vez desde el final del gobierno del general Augusto Pinochet que se declaró toque de queda en el país.

“La restricción de libertades implica que las personas deben mantenerse en sus hogares y aquellas que requieran, por razones de salud o emergencia, necesiten movimiento deben solicitar el salvoconducto correspondiente en la comisaría más cercana”, explicó el general Iturriaga del Campo tras ser designado por Piñera para custodiar la capital durante el estado de emergencia.

El toque de queda también implica el despliegue de más unidades del Ejército, que ya había enviado a 500 militares a las calles de Santiago desde la madrugada del sábado.

En total, se ha declarado el estado de emergencia en 10 de las 16 regiones del país, aunque en algunas la medida solamente afecta a algunas comunas: la Región Metropolitana (en la que se ubica Santiago), Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Maule, Concepción, Bío Bío, 0’Higgings, Magallanes y Los Ríos.

De esta forma, el gobierno autoriza el despliegue de militares en las zonas en las que rige la situación excepcional.