Internacional

Se disputan 'control' de caseta en Rosarito

El enfrentamiento entre los grupos que peleaban el lugar para pedir dinero a los automovilistas para causas noble, ocurrió cerca de las 10:00 horas

Agencias
sábado, 03 agosto 2019 | 10:39
Agencias

Rosarito – Palos, piedras, corretizas de lado a lado de la autopista, así como golpes directos, fueron parte del enfrentamiento que protagonizaron integrantes de dos grupos que se dedican a pedir “cooperación” en la caseta de peaje número 35 ubicada en la autopista Rosarito-Ensenada, perteneciente al primero de estos; el saldo fue de cinco personas detenidas y tres lesionados que fueron llevados en ambulancia para su atención, publicó El Imparcial.

El enfrentamiento entre los grupos que lideran Miguel Mendoza y Guadalupe Maldonado, ocurrió cerca de las 10:00 horas, cuando la violencia afloró y el disturbio creció pues ambos grupos reclamaban el espacio para pedir dinero a los automovilistas, para causas nobles.

A raíz del encontronazo, la presencia policiaca se hizo visible en la caseta lo que calmó los ánimos de los rijosos, quienes tuvieron cuidado en no suspender el tránsito de los autos y camiones que a esa hora de la mañana circulaban por la caseta.

Guadalupe Maldonado, dirigente del grupo que reúne recursos que según ella son para apoyar a las personas con discapacidad, asegura que ellos ya tenían rato trabajando y si bien no había salido mucho (dinero), los necesitados contaban con ese dinero para comer.

Aseguró que sin razón aparente Miguel Mendoza apareció con su gente, para literalmente apalearlos y agredirlos en forma personal y a sus vehículos.

“Nos golpearon como diez personas con palos de golf y piedras rasposas, incluso a mí me tiraron y me arrastraron por el pavimento, pero a otros compañeros los golpearon salvajemente ocasionando daños a sus personas”, aseguró.

Los elementos de la Policía Federal no pudieron hacer nada, dijo, y delante de ellos poncharon llantas y dañaron vehículos de los integrantes de esta agrupación que a decir de ella, no tiene más fin que apoyar a los grupos vulnerables.

Aseguró que el poder es lo que está en juego y atribuyó a Miguel Mendoza este fin, que dijo ha provocado los enfrentamientos, ocasionando daños a la salud de quienes participan en el movimiento.

A ese respecto, Miguel Mendoza expuso que regularmente quienes liberan el paso por las casetas se lleva en promedio mil a mil 500 pesos diarios, pero se guarda una parte para “proyectos”, para que las personas de la tercera edad tengan una ocupación.

Narró que familiares de personas de la tercera edad abandonaron sus trabajos para participar en esa manifestación y alertó que Guadalupe Maldonado ya había dado muestras luz de amenazas.

Según él los grupos de centros de rehabilitación quieren tomar las casetas, lo que no está dispuesto a permitir, porque las personas de la tercera edad se están muriendo de hambre.

El zafarrancho concluyó con la presencia de agentes policiacos y el retiro de la gente de Guadalupe Maldonado del lugar.

Una vez más

Esta es la segunda vez que ocurre un enfrentamiento entre grupos, que llega a la violencia en la caseta de Rosarito.

Fue el domingo 5 de mayo cuando ocurrió el primer enfrentamiento del año en este lugar, y en esa ocasión se detuvieron a doce personas, sin embargo, días después el juez que llevaba el asunto determinó que no había elementos para encarcelar a los rijosos, ya que el Informe de Policía Homologado (IPH) no presentaba datos que concordaran con la detención de los implicados.

No se dio a conocer el número de detenidos ni de personas lesionadas durante el enfrentamiento.