Nacional

Reanudará gobierno ejecuciones por delitos federales

La última vez que se realizaron fue en 2003

Associated Press
jueves, 25 julio 2019 | 13:03
Archivo

Washington – El gobierno estadounidense ejecutará condenados muerte por delitos federales por primera vez desde el 2003, anunció el jueves el Departamento de Justicia, reavivando un castigo raramente promovido por el presidente Donald Trump e intensificando otro tema divisivo de cara a la elección presidencial del 2020.

Cinco reos sentenciados a muerte están programados para ser ejecutados a partir de diciembre, todos dentro de un lapso de seis semanas. En comparación, solo ha habido tres ejecuciones desde que la pena de muerte federal fue reinstaurada en 1988 y 37 en total de 1927 al 2003.

En el 2014, tras una torpe ejecución estatal en Oklahoma, el entonces presidente Barack Obama ordenó al departamento realizar una evaluación de la pena capital y asuntos relacionados con los fármacos utilizados en las inyecciones letales.

Dicha evaluación ya se concluyó, dijo el departamento, el cual dio luz verde para la reanudación de ejecuciones.

En un comunicado, el secretario de Justicia William Barr dijo que su oficina "se apega al estado de derecho y, por las víctimas y sus familiares, estamos obligados a seguir adelante con las sentencias impuestas por nuestro sistema judicial".

Barr aprobó un nuevo procedimiento para las inyecciones letales que reemplaza el cóctel de tres fármacos –que antes se usaba en ejecuciones federales– por una sola sustancia: pentobarbital. Esto es parecido al procedimiento usado en varios estados como Georgia, Missouri y Texas.

Aunque no ha habido una ejecución federal desde el 2003, el Departamento de Justicia ha seguido aprobando los casos de pena de muerte y las cortes federales han sentenciado a acusados a la pena capital.

Hay 61 reos federales condenados muerte, de acuerdo con Death Row USA, un reporte trimestral del Fondo para Defensa Legal y Educativa de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP). Algunos de los reos de alto perfil condenados muerte son: Dylann Roof, quien es blanco y mató a nueve miembros negros de una iglesia de Carolina del Sur en 2015; y Dzhokhar Tsarnaev, quien detonó las bombas cerca de la línea de llegada del maratón de Boston en el 2013, dejando tres muertos y más de 260 heridos.