Nacional

Pronostican brote de gripe en la frontera si el gobierno no accede a vacunas

Urgen que sean inmunizados mujeres, niños y adultos mayores en centros de detención, afirman médicos

Agencias
miércoles, 18 septiembre 2019 | 15:23
AP

Los Ángeles  – Médicos prominentes de Estados Unidos le urgen al gobierno federal que provea vacunas contra la gripe para mujeres, niños y ancianos detenidos en la frontera, tras el anuncio de la muerte de tres menores relacionada a esta enfermedad, y la petición de las congresistas Rosa DeLauro y Lucille Roybal-Allard, publicó el LA Times.

En una carta dirigida al secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, y al director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, los congresistas Kim Schrier, Ami Bera y Raúl Ruiz, los tres médicos del Caucus Democrático de la Cámara, denunciaron la política actual de no proporcionar vacunas a los migrantes detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza.

“Las poblaciones vulnerables, como los niños, los ancianos y los enfermos crónicos, son más susceptibles a las complicaciones de la gripe. Y para una infección respiratoria como la influenza, el riesgo aumenta cuando las personas se encuentran en lugares encerrados”, dicen los expertos.

“Es por eso que administrar vacunas contra la gripe para personas en áreas contenidas es el estándar de oro para prevenir complicaciones y salvar vidas”, enfatiza.

De acuerdo a los médicos, ellos han visitado instalaciones fronterizas en Texas considerando que las condiciones son aptas para la propagación del virus de gripe.

“A medida que comienza la temporada de gripe, la amenaza de un brote aumenta, poniendo en riesgo a nuestras comunidades más grandes, incluidos los agentes de Aduana y Patrulla Fronteriza (CBP) en las instalaciones fronterizas”, dicen los expertos.

Asimismo señalan que los médicos en McAllen, Texas, informaron haber visto numerosos casos de gripe en clínicas comunitarias hasta bien entrado el verano, meses después de que tradicionalmente termina la temporada de esta enfermedad.

Citando las recomendaciones del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP), los tres legisladores pidieron a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y sus contratistas médicos que proporcionen vacunas contra la gripe a todos los migrantes de seis meses en adelante durante su examen de salud inicial.

A través de un comunicado, un portavoz de CBP sostiene: “En general, debido a la naturaleza a corto plazo de la tenencia de CBP y las complejidades de la operación de los programas de vacunación, ni CBP ni sus contratistas médicos administrarán vacunas a los que están bajo nuestra custodia”.

El problema, indican los expertos, es que la gripe se propaga fácilmente, lo que puede afectar a mucha gente de este lado de frontera.

El equipo añade que las vacunas son una de las herramientas más rentables.

“La conclusión es que todos nos beneficiamos de una población más saludable y ponemos en riesgo a todas las comunidades cuando no tomamos medidas básicas para proteger la salud pública”, agregan.

Por ahora, la tasa de mortalidad en los niños por gripe en Estados Unidos es de aproximadamente 1 de cada 600 mil.

Los niños menores de 6 años, las mujeres embarazadas y los adultos mayores de 65 años tienen un alto riesgo de complicaciones graves de la influenza, como inflamación del corazón, cerebro o tejidos musculares o insuficiencia multiorgánica.

“La influenza es un asunto serio, por lo que no se pueden ignorar los síntomas”, dice el médico Benjamin Barlow, director Médico de American Family Care.

Por su parte, la médico Julie Linton, presidenta del Consejo de la Academia Americana de Pediatría sobre Salud Infantil y Familiar de los Inmigrantes, señala que las condiciones de los menores deben mejorar ante de que ocurran más muertes.

Agrega que las condiciones insalubres como baños abiertos es una invitación a la infección.

Por su parte, el CBP sostiene que han tenido un aumento de personal médico dramático de hasta 200 profesionales que trabaja a lo largo de la frontera sur.