California

Policía violó 'ley santuario' al entregar indocumentado al CBP: demanda

La querella interpuesta alega que el agente indagó sobre el estatus migratorio del inmigrante mexicano, acción que quebranta la norma SB 54

Agencias
jueves, 13 junio 2019 | 12:50
Archivo

Los Ángeles – La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó este miércoles una queja contra la Policía de la localidad californiana de Corona por violar las leyes de estado santuario al entregar a un indocumentado a la Patrulla Fronteriza (CBP), dio aconocer el Diario NY.

La queja, que reclama una compensación económica de un millón de dólares, se refiere a la detención de Daniel Valenzuela, de 25 años, llevada a cabo en Corona el pasado 31 de enero, lo que culminó con su expulsión del país.

De acuerdo a la abogada de ACLU Eva Bitran, el inmigrante mexicano conducía de regreso a su casa cuando fue detenido por la policía y encerrado en el vehículo patrulla durante más de una hora hasta la llegada de agentes de inmigración que se hicieron cargo de su custodia.

“Esto constituye una violación de las leyes federales y estatales; en el caso de California, específicamente la Ley de Acta de Valores SB54“, advirtió Bitran en una conferencia de prensa a las afueras del ayuntamiento de la ciudad, ubicada 65 kilómetros al este de Los Ángeles.

De acuerdo al reporte policial del caso, el agente le pidió la licencia de conducir a Valenzuela, quién presentó un permiso expedido en Baja California, México.

Britan aseguró que el agente de policía indagó sobre el estatus migratorio del inmigrante mexicano, acción que viola la Ley SB 54, que impide a los agentes locales cuestionar la situación migratoria de un detenido.

La abogada subrayó que a pesar de que Valenzuela pidió que se le impusiera la multa de tráfico y lo dejaran marchar, los agentes lo mantuvieron retenido sin causa alguna, lo que quebranta la Cuarta Enmienda de la Constitución.

El director del Centro de Servicios Comunitarios de San Bernardino, Emilio Amaya, dijo que este hecho no es aislado y que la colaboración de las autoridades locales con el servicio de inmigración es un común denominador en el área.

“El hecho de que la información está en el reporte es que esto es una práctica muy común y que debemos terminar” con ella, dijo Amaya en la conferencia de prensa.

El activista también denunció que el CBP mantuvo a Valenzuela cinco días detenido en un centro de Murrieta, California, sin permitirle comunicarse con su familia.

Valenzuela, que está casado y tiene tres hijas, ingresó a Estados Unidos utilizando una visa B2 de turismo de múltiples entradas.

El inmigrante aceptó la salida voluntaria y fue enviado a México, donde se encuentra actualmente.

David Colker, vocero de ACLU, explicó a Efe que antes de tomar otra acción legal más drástica contra la ciudad se debe esperar una respuesta del ayuntamiento de Corona.

California enfrenta actualmente una demanda de Huntington Beach, en la que la ciudad alega que el Gobierno estatal no puede obligarla a acatar las leyes santuario.