California

Personal de limpieza cuenta con nueva herramienta contra la agresión sexual en el trabajo

La Ley de Fortalecimiento de Sobrevivientes del Conserje se desprende del movimiento 'Me Too'

Agencias
lunes, 04 noviembre 2019 | 11:10
Agencias

Los Ángeles  – Son muchas las historias que tienen las conserjes o trabajadoras de limpieza sobre su oficio, entre ellas las que se refieren a la agresión sexual que han experimentado durante muchos años en silencio, publicó el rotativo LA Times.

Ahora, estas trabajadoras en California tienen una historia de victoria que contar, tras la firma de una ley que las protege.

La primera legislación de su tipo requerirá que los contratistas de limpieza brinden educación entre pares sobre el acoso sexual y la agresión en el trabajo, así como la prevención de acoso para empleadas de limpieza de una lista de organizaciones calificadas y capacitadores.

Los conserjes y los miembros de la Asamblea de California, Lorena González y Miguel Santiago, se unieron junto con sobrevivientes de violación y agresión sexual para celebrar la aprobación de la Ley de Fortalecimiento de Sobrevivientes del Conserje, la cual se desprende del movimiento “Me Too”, y hace historia para las mujeres inmigrantes de color.

“Al aprobar la Ley de Empoderamiento de Sobrevivientes de Conserje, nos acercamos a erradicar la violencia sexual en el lugar de trabajo, en una industria en donde las mujeres inmigrantes son especialmente vulnerables”, dice Alejandra Valles, vicepresidenta de SEIU USWW.

“Los conserjes ahora tienen un poderoso escudo para mantenerse seguros y respetados en el trabajo, que destruyen fundamentalmente la cultura y las estructuras de poder que permiten que exista un comportamiento depredador”, dice Valles.

Entre las historias de terror se encuentra la de Araceli Sánchez, quien salió a la luz hace unos meses para revelar 14 años de acoso por parte de su supervisor.

De acuerdo a la trabajadora de Fresno, su supervisor la agarraba por el cuello e intentaba obligarla a ponerse de rodillas para que le diera sexo oral. Sanchez demandó y detalló varios incidentes en la que fue humillada, como un día en la que éste la llamó con el pretexto de obtener suministros de limpieza, para llegar a verlo masturbarse.

“Dos veces, me amenazó con que si le dijera a alguien, me mataría”, dijo Sánchez al demandar.

La asambleísta Lorena González, quien patrocinó la legislación, sostuvo que “las mujeres inmigrantes de color, las conserjes que trabajan de noche, aisladas y solas, son especialmente vulnerables a los depredadores sexuales”.

“La capacitación entre pares informado por trauma es el más efectivo para romper el temor a represalias, culpar a las víctimas, las barreras culturales y las estructuras de poder desiguales, lo que pone en riesgo a los conserjes y les impide informar sobre lo que sucede en el trabajo”, señala.

La asambleísta agrega que estas trabajadoras hablaban del acoso mucho antes del movimiento “Me Too”, por lo cual era hora de más reglas en pie a su favor.

Un informe de mayo de 2016, por el Programa de Salud Laboral Laboral de la Universidad de California-Berkeley, encontró que la disfunción de la industria en los servicios de limpieza contribuyó a bajos salarios y riesgos persistentes de acoso sexual, violación y agresión. Todo esto aunado a pocos recursos disponibles para el personal que trabaja como conserjes.

El informe señaló también que la frecuencia del acoso sexual, la violación y la agresión sexual de las conserjes no está bien documentada.

La ley firmada por el gobernador Gavin Newsom entra en vigor a partir del primero de enero del 2020.