Nueva York

Persisten abusos y tácticas racistas por parte de NYPD: reporte

Las inconformidades fueron presentadas en un documento elaborado por el grupo Police Reform Organizing Project

Agencias
lunes, 16 septiembre 2019 | 15:54
Agencias

Nueva York – A pesar de los cambios realizados en las políticas del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) en los últimos años, sobre todo después del controversial caso de la muerte de Eric Garner, los abusos y la discriminación en contra de las minorías no han disminuido por parte de la Uniformada, según lo denuncia un nuevo reporte de la organización Police Reform Organizing Project (PROP), publicó el Diario NY.

En el informe titulado ‘Racist Policing Persists: 5 Years and Over 6,000 Cases Later’, y que será publicado este martes, la organización detalló que el NYPD continúa utilizando tácticas agresivas y discriminatorias como parte de la política de ‘broken windows’ (ventanas rotas), y que estarían afectando principalmente a las comunidades latinas y afroamericanas, en los vecindarios más pobres de la Gran Manzana.

El reporte se realizó con los datos obtenidos tras cinco años de analizar y registrar más de 6,000 procedimientos de presentación de cargos en las cortes criminales de los cinco condados. Identificando los tipos más frecuentes de arrestos que llegan al sistema de justicia penal y las personas acusadas de esas infracciones, PROP evaluó efectivamente las prácticas cotidianas del NYPD, lo que les permitió concluir que la Uniformada continúa su agresiva práctica de aplicar su política de vigilancia conocida como ‘ventanas rotas’, que hace un daño grave a comunidades específicas, según aseguró la organización.

“Los diez informes de monitoreo de la corte que PROP ha producido en los últimos 5 años encontraron que de 6,051 casos criminales observados, 5 mil 445, o el 90 por ciento, involucraron a neoyorquinos de color. Estas cifras reflejan el problema arraigado y de larga data del prejuicio racial en las tácticas del NYPD. Cada día que los líderes políticos de la ciudad de Nueva York eluden este tema, nuestro llamado sistema de justicia penal continúa sus prácticas abusivas y discriminatorias”, dijo Robert Gangi, director de PROP.

El activista agregó que es una “ironía dolorosa” que las personas que son el blanco de la táctica de vigilancia policial de ‘ventanas rotas’, “constituyan la misma población que son la base política de los líderes de la ciudad orgullosos de llamarse progresistas, incluidos el alcalde Bill de Blasio, el presidente del Concejo municipal Corey Johnson, el defensor del pueblo Jumaane Williams y los Brad Lander y Donovan Richards”.

Gangi enfatizó: “Es hora de que este grupo en particular promulgue las reformas fundamentales necesarias para arreglar nuestro sistema de justicia penal quebrantado e injusto y para crear una ciudad justa, segura, equitativa e inclusiva para todos los neoyorquinos”.

Las cifras del 2019

De los 404 casos analizados en las cortes criminales entre enero y junio pasado, 356, o lo que representa el 88%, involucraron a latinos y afroamericanos. Y tal como se detalla en este décimo informe de monitoreo en los tribunales, la mayoría de los cargos estuvieron relacionados con infracciones menores, entre las que destacan posesión de pequeñas cantidades de drogas, licencias de conducir suspendidas y hurto pequeño como robar en una tienda.
Además, se determinó que de esos más de 400 casos, el 89 por ciento de los acusados fueron dejados en libertad tras su comparecencia en la corte.

Y en cuanto a cuáles fueron los principales delitos por los cuales se detuvieron a las personas, destacan el tirar basura, evasión de tarifas en el Subway, montar en bicicleta en una acera, dormir o tomar dos asientos en el Subway, ‘trespass’ (que puede incluir estar en un edificio sin identificación), incumplimiento de las señales del parque (es decir, estar en un parque después de horas), posesión de marihuana de bajo nivel, venta de cigarrillos sueltos.

“De manera regular, los fiscales de distrito de Nueva York procesan agresivamente casos contra personas hispanas y afroamericanas por participar principalmente en actividades inofensivas. De manera regular, los tribunales de nuestra ciudad dedican sus considerables recursos en la administración de la injusticia, en poner sanciones en cientos, si no miles de casos, que solo involucran cargos por infracciones muy menores, y que por lo general los acusados son casi siempre personas de color, algunos de los cuales viven en las comunidades más marginadas”, detalla el reporte.

Historia de ‘ventanas rotas’

La política de vigilancia policial conocida como ‘ventanas rotas’ fue impuesta por el entonces comisionado de Policía William J. Bratton, cuando ocupó el cargo por primera vez durante la administración del alcalde republicano Rudolph Giuliani.

Bratton, quien luego volvió a repetir en el cargo durante los primeros años del mandato del actual alcalde Bill de Blasio, defendió esa táctica contra los llamados crímenes de ‘calidad de vida’, y que popularmente era conocida como política de “tolerancia cero”, usando la teoría cuyo principio básico asegura que al cortar de raíz las transgresiones menores se evita una escalada del crimen en el futuro.

Durante su gestión como máximo jefe del NYPD, los oficiales de Policía impusieron miles de multas y realizaron miles de arrestos por delitos menores como fumar marihuana en público, dormir en los parques luego de las horas permitidas, beber alcohol u orinar en la calle, y hasta montar en bicicleta en las aceras, entre otras infracciones.

Y datos de la División de Servicios de Justicia Criminal, determinaron que al igual que ocurrió con la polémica táctica del ‘stop and frisk’, los afectados por ‘ventanas rotas’ han sido desproporcionadamente los hispanos y afroamericanos, representando más del 75% del total de todos los arrestados por delitos menores en toda la ciudad.

El NYPD responde

“El NYPD hace cumplir la ley de manera justa y equitativa, y trabaja incansablemente todos los días para mantener seguros a todos los residentes y vecindarios”, dijo la sargento Jessica McRorie, portavoz del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York. “La policía de Nueva York también se compromete a generar confianza entre la policía y la comunidad, ya sea reduciendo drásticamente la detención y el registro en más del 90 por ciento; brindando a más de 8,000 oficiales capacitación justa e imparcial; pasando de arrestos a citaciones por violaciones de marihuana de bajo nivel; o mediante la implementación de una nueva estrategia de vigilancia vecinal que acerque a la policía y la comunidad a través del respeto mutuo y la asociación”.

McRorie agregó que desde 2016, “los arrestos de neoyorquinos afroamericanos y latinos han disminuido en más de 55,000. En la ciudad de Nueva York, podemos conducir el crimen para registrar niveles bajos y fortalecer el vínculo entre la policía y los residentes”.

Datos del reporte:

  • 6 mil 51 casos analizados entre enero del 2014 y junio del 2019.
  • 5 mil 445 de esos 6 mil 51 casos fueron personas de color.
  • 90 por ciento del total de casos fueron hispanos y afroamericanos.
  • 404 casos analizados entre enero y junio del 2019.
  • 356 de esos 404 casos fueron personas de color.
  • 88.8 por ciento del total de casos fueron hispanos y afroamericanos.
  • 67 por ciento quedó en libertad, del total de los que recibieron cargos en la Corte Criminal de Manhattan por delitos menores entre enero 1 a junio 30, del 2019.
  • 87 por ciento quedó en libertad en la Corte Criminal de El Bronx.
  • 87 por ciento quedó en libertad en la Corte Criminal de Brooklyn.
  • 82 por ciento quedó en libertad en la Corte Criminal de Queens.
  • 70 por ciento quedó en libertad en la Corte Criminal de Staten Island.