California

Fiscalía de LA condena a pena de muerte de manera excesiva, denuncian

Análisis revela que su uso tiene lineamientos raciales y discriminatorios

Agencias
martes, 18 junio 2019 | 15:54
Archivo

Los Ángeles – La Fiscalía de Los Ángeles, bajo la dirección de Jackie Lacey, usa la condena a pena de muerte de manera excesiva y con prejuicios raciales, denunció hoy un informe de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

El informe muestra que durante sus casi siete años como fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, Jackie Lacey obtuvo la condena capital para 22 personas, todos pertenecen a minorías, publicó el Diario NY.

Trece de los sentenciados a muerte fueron latinos, ocho afroamericanos y uno de los condenados asiático.

“Ninguna persona blanca ha sido sentenciada (a pena de muerte) en este periodo de siete años”, resaltó el reporte.

El estudio, que califica las condenas a la pena capital en California de “discriminatoria” y “desleal”, recuerda que su aplicación está oficialmente suspendida en el estado, por lo que se pregunta porqué Lacey insiste en su uso.

También incide en la falta de equidad en su uso, y pone de ejemplo la representación legal que tienen los acusados.

De los veintidós convictos que terminaron en el corredor de la muerte bajo la administración de Lacey, los abogados de nueve fueron inhabilitados, suspendidos o acusados de mala conducta antes o después de esos casos, y el de un décimo se quedaba dormido repetidamente durante el juicio.

Otro acusado se defendió a sí mismo, denunció ACLU.

El análisis también reveló que ningún condado en los Estados Unidos ha generado más sentencias de muerte que Los Ángeles.

De las 723 personas que actualmente se encuentran bajo una condena a muerte en California, 222 fueron sentenciadas en el Condado de Los Ángeles, lo que equivale a un 31 por ciento.

ACLU advirtió “que la pena de muerte discrimina por motivos de raza y contra los pobres, y se administra de manera desproporcionada y arbitraria en función del código postal de un acusado y la calidad de su abogado”.

El gobernador, Gavin Newsom, emitió una moratoria en la aplicación de las ejecuciones en marzo pasado alegando que la pena capital ha discriminado a latinos y afroamericanos.

Este lunes, una encuesta de la Universidad de California en Berkeley reveló que la mayoría de los votantes del estado apoya la decisión del gobernador, pero respaldaron también mantener la pena capital como “un posible castigo para delitos graves”.