Texas

Fingió estar muerta y presenció cómo su tío ejecutaba a toda su familia

Cassidy Stay tuvo que enfrentar cara a cara en una audiencia judicial al hombre acusado de matar a sus padres y a sus 4 hermanos

Agencias
sábado, 31 agosto 2019 | 11:57
Agencias

Spring – Cassidy Stay tuvo que enfrentar cara a cara en una audiencia judicial al hombre acusado de matar a sus padres y a sus cuatro hermanos –uno a uno– mientras ella se hacía la muerta, divulgó La Opinión.

Stay fue la única sobreviviente de la masacre reportada el 9 de julio de 2014, en la casa familiar en Spring, Texas.

Para ese entonces, Stay tenía 15 años.

La joven relató que el día del crimen, Ron Haskell irrumpió en la vivienda, y, a punta de pistola, le ordenó a ella y a sus cuatro hermanos, dos niños y dos niñas de entre 4 y 13 años, esperar que llegaran sus padres.

El hombre se había divorciado de la hermana de la madre de Cassidy, y quería que le dijeran el paradero de su exesposa.

“Yo estaba tratando de apelar a su humanidad. No pensé que alguien lastimaría a los niños si supiera sus nombres y cuántos años tenían”, dijo como parte de su declaración en el juicio contra Haskell en un tribunal en Houston.

Lo anterior, sin embargo, no funcionó.

La muchacha también oró, pero eso tampoco funcionó.

Cuando los padres de Cassidy – Katie y Stephen-, regresaron del banco, Haskell empezó a matarlos a todos. En el caso de los niños, los obligó a entrar en la sala de estar, y atados los tumbó en el suelo boca abajo. Uno a uno, les disparó en la cabeza. A Cassidy también le disparó, pero la bala rozó su cráneo y no la impactó directamente. La joven logró sobrevivir al fingir que estaba muerta.

“La habitación olía a sangre. Sabía agria. Se sentía pesada y caliente. No había espíritu en esa habitación”, describió Cassidy como parte de su testimonio.