Nacional

En El Paso asesinaron a estadounidenses porque se parecen a mí: Julián Castro

El precandidato presidencial acusa al mandatario Trump de incitar al racismo que derivó en el tiroteo donde perdieron la vida 22 personas

Agencias
jueves, 15 agosto 2019 | 12:12
Agencias

Los Ángeles – En un anuncio publicado en Fox News, Julián Castro acusa al presidente Trump de incitar al racismo que derivó en el tiroteo en El Paso que mató a 22 personas e hirió a docenas más. En el aviso, el candidato presidencial mira a la cámara y le habla a Trump directamente, publicó el rotativo LA Times.

El ex secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano se encuentra en un edificio vacío, y cita las propias palabras de Trump: usa un grosero insulto para despreciar a algunas naciones, les dice a las congresistas estadounidenses de color que regresen “a los países” de donde vinieron, y llama a los inmigrantes “violadores”.

“Tal como vimos en El Paso, asesinaron a estadounidenses porque usted avivó el fuego de los racistas”, le advierte Castro en el video, de medio minuto de duración. “Personas inocentes fueron baleadas porque lucen diferentes a usted y porque se parecen a mí; se parecen a mi familia”, dice, con voz sombría.

El sospechoso del tiroteo había publicado una diatriba antiinmigrante que se hacía eco del lenguaje de “invasión” del presidente acerca de los extranjeros, y declaró a la policía que condujo 10 horas hasta un Walmart de El Paso para atacar específicamente a los mexicanos, según las autoridades.

“Las palabras tienen consecuencias”, afirma Castro en el video, para terminar en español con un: “Ya basta”.

El anuncio, publicado en línea hoy, se emitirá tres veces en Fox News el miércoles, según asesores de campaña de Castro, desde un espacio matutino en “Fox & Friends”, un programa que el presidente elogia con frecuencia. Se emitirá en el área de Bedminster, Nueva Jersey, donde se espera que el mandatario pase el día. La campaña gastó $2.775 para emitir el anuncio y planea promocionarlo en las redes sociales para asegurarse de que el mandatario lo vea, explicó Sawyer Hackett, secretario de prensa nacional del candidato.

Castro, el único latino entre las dos docenas de aspirantes demócratas prominentes que compiten para enfrentar a Trump en 2020, quiere que el presidente escuche que su retórica contra los inmigrantes y las personas de color es culpable del aumento del extremismo violento, explicitó Hackett.

El tiroteo en El Paso fue el ataque más mortal contra la comunidad hispana en EE.UU. Desde entonces, muchos latinos expresaron temor y preocupación por su seguridad.

Castro no está solo al responsabilizar en buena parte a Trump. Los residentes de El Paso, funcionarios y otros candidatos presidenciales, incluido un nativo de El Paso, Beto O’Rourke, han dicho que las palabras del presidente avivaron el odio e incitaron a la violencia. Una encuesta realizada después de los tiroteos descubrió que, para más de dos tercios de los estadounidenses encuestados, el racismo y el nacionalismo blanco juegan un papel importante en los tiroteos de masas, y una mayoría de los demócratas también culparon al primer mandatario.

Después del ataque, Trump visitó El Paso y Dayton, Ohio, donde nueve personas fueron asesinadas el mismo fin de semana en otro tiroteo de masas. Por separado, en un discurso preparado, declaró que “el odio no tiene lugar en Estados Unidos. En una sola voz, nuestra nación debe condenar el racismo, la intolerancia y la supremacía blanca”.

El anuncio también se dio a conocer después de que Trump atacara por Twitter a Castro y su hermano gemelo, el representante Joaquín Castro, el mismo día de su visita a El Paso. El congresista de Texas se enfrentó a las críticas de los republicanos después de divulgar información -ya de estado público- sobre los residentes de San Antonio que habían donado fondos para la reelección de Trump.

“No sé quién es Joaquín Castro, más allá de ser el hermano menor de un candidato presidencial fracasado (1%), que queda como un tonto cada vez que abre la boca”, escribió Trump. “Joaquín no es igual que su hermano, pero su hermano, según la mayoría, tampoco es mucho”.

El aviso, explicó Hackett, muestra a Castro “defendiendo a su familia, sus valores y su comunidad, en un momento en que este presidente ha tratado de convertirlos en chivos expiatorios”.